Fecha : 2011-11-18
  Pedro Ignacio Muiba, líder de la rebelión indígena de Moxos
Efeméride de Beni

Esta reseña histórica es producto de la consulta a varias fuentes, pero todas coinciden en que el mojeño fue el primer revolucionario del cual se tuvieron noticias, pues levantó las banderas contra la corona española.

Uno de los acontecimientos históricos de mayor relevancia que se produjo en lo que actualmente es el sur de la amazonia —durante la época colonial— fue sin duda la rebelión indígena encabezada por el líder mojeño Pedro Ignacio Muiba.

Ese movimiento es una prueba verídica de que los habitantes de Moxos jamás tuvieron alma de esclavos.

Según las investigaciones realizadas, en noviembre de 1810 se instauró el primer gobierno indígena de Moxos, aunque solamente duró cuatro meses, pues fue cruelmente reprimido por el ejército colonial del gobernador Pedro Pablo de Urquijo.

Este hito histórico fue eliminado a propósito por los escribanos oficiales de la historia de dominación boliviana, probablemente con la esperanza de que con el transcurrir del tiempo el gran pueblo moxeño olvide su profundo espíritu de lucha.

Pero se debe señalar que ese verdadero movimiento indígena fue un aporte importante a la Guerra de la Independencia, iniciada en Sucre (25 de mayo de 1809) y principalmente en La Paz (16 de julio del mismo año).

Los escritores benianos Ruber Carvalho y su hermano Antonio tuvieron la oportunidad de acceder a las crónicas del archivo nacional de Sucre, por lo que de ahí fue que salió a luz toda la grandeza de lo que representaba el cacique Pedro Ignacio Muiba para sus hermanos moxeño-trinitarios, y también el temor que infundía entre los gobernadores y clérigos de la Colonia.

Ruber Carvalho asegura que Muiba fue un hombre con espíritu amante de la libertad de su pueblo, por eso la noticia de las andanzas del cacique llegó hasta el Virreinato de Buenos Aires, por lo que en mayo de 1804 el virrey Marqués de Sobremonte ordenó su arresto.

El historiador también sostiene que en 1804 se encontró la noticia de que el cacique había estado en el bajo Perú —posiblemente durante los levantamientos de Túpac Amaru—, lo que le habría inducido a luchar contra la opresión que la Colonia imponía a los de su raza.

Muiba fue en Moxos el primer revolucionario del cual se tuvieron noticias una vez que las banderas de rebelión contra la corona española empezaron a flamear.

En esa época había mucho abuso hacia los originarios, quienes eran utilizados como esclavos de carga, todo en nombre del Rey Fernando VII y de Dios. Sin embargo, sólo hasta el surgimiento de Pedro Ignacio Muiba —como líder— se produjeron, el 9 y 10 de noviembre de 1810, los primeros alzamientos en Trinidad.

El movimiento se produjo porque los indígenas trinitarios se enteraron de la derrota y muerte del Rey de España, por lo que decidieron no obedecer al gobernador Pedro Pablo de Urquijo. Por el contrario, plantearon pedir su cabeza y expresaron su decisión de autogobernarse y ocupar las tierras que los españoles les habían arrebatado.


Alzamiento indígena que se inició en la Santísima Trinidad


La rebelión encabezada por Pedro Ingnacio Muiba se inició el 9 de noviembre de 1810, cuando el gobernador español de Moxos, Pedro Pablo de Urquijo, luego de soportar la insubordinación indígena en Loreto, llegó a la región de la Santísima Trinidad, pero no fue recibido por el cacique, como era la norma impuesta.

Por el contrario, comenzó un tumulto contra Juan Maraza (quien según otros historiadores era amigo de Muiba) y sus 40 canichanas armados que escoltaban a la autoridad española.

Durante las acciones hubo flechazos y un indígena trinitario muerto, hasta que el enfrentamiento provocó que el español Urquijo, presa del pánico, se esconda en el templo, apoyado por los sacerdotes Pedro José de Parada, Felipe Santiago Cortés y Francisco de la Roca.

El 10 de noviembre, la insurrección indígena era abierta y Muiba proclamó: “El rey de España ha muerto. Nosotros seremos libres por nuestro propio mandato. Las tierras son nuestras por mandato de nuestros antepasados, a quienes los españoles les quitaron”.

Un día después, el 11 de noviembre, Juan Bopi (cacique de Loreto) llegó también a Trinidad —convocado por Pedro Muiba— al mando de 200 hombres armados.

Pero la rebelión en Trinidad no duró mucho tiempo, pues el 12 de noviembre volvió Juan Maraza con más refuerzos, junto con el cacique de San Javier, Tomás Noe, y sorprendió a los rebeldes en medio de la lluvia. Luego de rescatar al Gobernador, huyeron con él y los religiosos que lo habían protegido.

Ese mismo día, Muiba dejó Trinidad y José Bopi (a cargo del gobierno provisional indígena) fue apresado.

El 15 de noviembre siguió la rebelión en Trinidad. Los españoles (apoyados por Maraza), pese a los intentos, no lograron recuperar el control del lugar. En esas circunstancias se produjo la matanza de hombres, mujeres y niños, y el saqueo del almacén. Los muertos sumaron 65 (27 varones, 5 mujeres y 33 niños) y los heridos 50 (45 varones y 5 mujeres).

Luego se instauró el Gobierno de Moxos, a la cabeza de Pedro Ignacio Muiba, pero sólo duró cuatro meses, porque se dejó sentir la superioridad numérica de la gente del gobernador Urquijo, quien tuvo a su disposición la obediente y descomunal acción de canichanas, javieranos, movimas y baures, que le devolvieron el trono perdido.

Antonio Carvalho sostiene que luego de varias semanas de persecución, a cargo de Maraza, el rebelde Pedro Ignacio Muiba fue capturado el 15 de enero de 1811, cuando lanzaba una proclama a su pueblo. Luego de recibir su sentencia, fue decapitado y su cabeza colocada en una picota en la plaza de San Pedro, como escarmiento

Se dice que se impidió su sepultura porque había muerto inconfeso, mientras que el camino a San Pedro olía a putrefacción por la muerte de los seguidores de Muiba, quienes murieron en el trayecto por el cruel castigo que recibieron.

Las persecuciones, castigos y muerte de hombres, mujeres y niños, era una constante luego de la insurrección mojeña, pero nunca fueron suficientes para callar el grito de independencia y autodeterminación de los pueblos de Moxos.

(Artículos con datos se sevindi.org, José Luis Roca y Enlared – Adecuación RAF)

Ver más temas relacionados
 

 Edición Impresa

Ver versión impresa
Ver versión impresa


 Hemeroteca Digital


 Hoy en la Historia

17 de abril en la historia

1920. Se realizó el primer sobrevuelo en Bolivia. El capitán norteamericano Donald Hudson planea en un avión triplano Curtis UASP. 1952. Fundación de la Central Obrera Boliviana (COB). 1962. Chile y Bolivia rompen relaciones diplomáticas por controversias sobre el desvío unilateral e inconsulto de las aguas binacionales del río Lauca. Día mundial de la Hemofilia