La COB va al paro con escaso apoyo de sectores

Severino Estallani, dirigente de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) pidió a la dirigencia de la COB, “revisar” las posiciones porque no se puede paralizar el aparato productivo que tiene el país.
En la misma línea se pronunciaron los trabajadores petroleros, el magisterio rural de todo el país, además de los trabajadores universitarios, “nosotros somos afiliados a la COB pero no hemos participado de ese ampliado, porque la COB creo que confunde un poco y en los últimos años no nos citó”, explicó Max Mendoza, principal dirigente del sector. 

 

”paro ilegal”
El presidente Evo Morales, en la entrevista que concedió ayer a radio Atipiri, de la ciudad de El Alto, calificó de ‘paro ilegal’ porque no se puede parar el país cuando más de 800 trabajadores de Enatex cobraron su finiquito.

Se preguntó “¿por 180 trabajadores vamos a parar el país?” ese tema puede resolverse mediante una comisión social que solucione el problema de vivienda y si a algunos trabajadores “les falta un año para jubilarse hagamos que por un año trabajen en otra empresa”.

“Las empresas deben ser sostenibles, hay épocas de inversión, pero después deben levantarse, no estamos privatizando va cambiar de razón social, pero necesita poca gente para levantarse”, dijo Morales.

no acatarán
La Federación de Gremiales de Cochabamba pidió a la COB, “que actúe con una madurez fuerte y en beneficio de todos los afiliados y no solamente defender a un sector”, dijo Juan Carlos García, ejecutivo del sector.

Para el Comité Cívico pro Departamento de La Paz, el paro de 72 horas es atentatorio a la economía, la salud y la educación de la población, por lo que demandó a la dirigencia de los trabajadores asalariados, dar un paso atrás y no llevar adelante la suspensión de actividades.

El dirigente campesino de Chuquisaca, Estanislao Yarwi, acusó a dirigentes de la COB de manipular a los movimientos para convulsionar el país y anunció un ampliado el lunes 4 de julio para tratar el tema.

De acuerdo con sus dirigentes, entre las organizaciones que no acatarán están los sindicatos de Huanuni y Colquiri; cooperativistas mineros;  Federación Única de Trabajadores, Pueblos Originarios de Chuquisaca; médicos y trabajadores de la Caja Nacional de Salud (CNS); transportistas; Confederación Universitaria Boliviana (CUB); Federación de Trabajadores Campesinos Tupac Katari y la Federación Nacional de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa.