Tamara Núñez y Juan Carlos Ballivián ocupan dos adjuntorías de la Defensoría del Pueblo

Foto: ABI

(ABI).- El Defensor del Pueblo, David Tezanos, informó el martes que Tamara Núñez del Prado y Juan Carlos Ballivián ocuparán dos de las tres adjuntorías de esa institución defensora de los derechos de los bolivianos.

Núñez del Prado y Ballivián fueron presentados por Tezanos en un acto realizado en instalaciones de la Defensoría del Pueblo, en La Paz.

En la ocasión, Tezanos, citado en un boletín de prensa, destacó el trabajo que ambas personalidades desarrollaron en defensa y promoción de los derechos de poblaciones que, históricamente, han sido víctimas de discriminación y racismo.

Además, valoró su gran aporte en la construcción del Estado Plurinacional, entre cuyos principios está la inclusión social, educativa, cultural o de género.

Tamara Núñez del Prado, en 2004 egresó de la carrera de Derecho de la Universidad Mayor de San Andrés y en Derechos Humanos de la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo en 2007 (Argentina).

En su labor como activista por los derechos humanos, fue parte de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) en 1998, 2002 y 2003 y trabajó en el Instituto de Terapia e Investigación (ITEI) contra la tortura y violencia estatal.

En 2003 estuvo en la huelga de hambre que inició para exigir la renuncia de Gonzalo Sánchez de Lozada, y desde 2012 impulsa la defensa de los derechos de la población Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, Transgénero e Intersexuales (LGBTI).

Entre 2012 y 2016 trabajó en la gestión y solución de conflictos en el Ministerio de Desarrollo Productivo, en 2010 fue parte del Programa de Cedulación Gratuita (2010) y entre 1999 y 2001 trabajó en Aldeas Infantiles SOS, donde aportó en la defensa y promoción de los derechos de la niñez.

En tanto, Ballivián, que es ingeniero de profesión y estudia Derecho, es uno de los activistas que impulsó la aprobación de la Ley 045 contra el Racismo y toda forma de Discriminación, trabajó en la visibilización y organización del Pueblo Afroboliviano, y junto a otros líderes afros, creó, en 2011, el Consejo Nacional Afroboliviano (CONAFRO), instancia desde donde promovió la inclusión y aplicación de los derechos.

Ocupó la Presidencia Ejecutiva de esa entidad entre 2014 y 2015 y promovió, desde la función que desempeñó en el Alto Comisionado para los Derechos Humanos en 2009 y 2010, la defensa de los derechos humanos en la Región Andina del continente, Bolivia, Perú y Ecuador.

Según Tezanos, a esas incorporaciones del alto ejecutivo de la Defensoría del Pueblo se sumará una mujer con trayectoria en la lucha y defensa por los derechos humanos, con perfil feminista y cuya designación está en proceso.