La EGPP lanza curso virtual gratuito de aymara y quechua

En la modalidad virtual se puede estudiar utilizando un reproductor de DVD o una computadora.
FOTOS EGPP

La asesora general de la EGPP, Paola Zapata Rojas, explicó a Cambio que por esta vía esperan llegar a mayor cantidad de gente en todo el territorio nacional e incluso el exterior.

“En siete años capacitamos a casi 30 mil servidores públicos, que es un número pequeño a lo que representan las 300 mil personas de la administración pública. Haciendo cálculos se ve imposible llegar solo con la modalidad presencial, considerando que la demanda aumenta a nivel nacional”, explicó.

Para llegar a más gente en la enseñanza y aprendizaje de idiomas es necesario utilizar la tecnología y en ese marco la EGPP diseñó un programa nuevo que consiste en programas grabados de conversaciones entre dos facilitadores que dan los cursos presenciales, “para que el servidor público pueda aprender de una manera mucho más práctica, visual, escuchar y repetir la pronunciación”.

cinco módulos
El curso básico de aymara y quechua consiste en cinco módulos, cada uno tiene un examen, al final se toma un examen presencial hablado, y se enfatiza más en el habla que en la escritura, para que el servidor público se pueda desenvolver en el área que trabaja.

A una semana de haber lanzado el programa, la asesora de la EGPP resalta que 100 participantes siguen el curso en línea, entre ellos de Argentina, Perú, Chile y Estados Unidos, que se estima son servidores públicos de relaciones exteriores y residentes bolivianos que quieren reforzar, aprender y entender nuestros idiomas.

El programa está colgado en la página web, en la plataforma virtual y en DVD para copiar.

Lo importante es que el acceso es gratuito y cualquier persona puede acceder. Una vez concluido el curso básico, el interesado debe realizar un pago de 300 bolivianos para los trámites de certificación y titulación.

El tiempo del curso depende de la persona, son módulos autoformativos, cada uno puede demandar una semana o algo más, no hay límite.