infanticidios develan pérdida de valores y extrema crueldad

Foto: Andina.com.pe
Representación de la violencia contra los niños.

Gabriela Ramos

Hay casos donde las víctimas son niños menores de tres años, quienes son totalmente indefensos, pues no pueden ni hablar y menos defenderse de las agresiones de quienes son responsables de su resguardo.
Ángel (nombre convencional) murió víctima de múltiples lesiones en su cuerpo, desde un edema cerebral hasta fractura de costillas y laceraciones en pulmones e hígado. Es el último de seis casos de infanticidio ocurridos en La Paz en lo que va del año.
El pequeño Ángel tenía dos años y nueve meses cuando murió el lunes 30 de mayo. Su madre, Carla F.G., de 25 años lo llevó al Hospital del Niño y argumentó a los médicos que el menor había rodado por las escaleras de su casa, ubicada en la zona de Villa Victoria.
Sin embargo, los médicos de guardia del nosocomio infantil rápidamente descubrieron que no estaban ante un accidente, sino ante un caso de violencia física.
Al revisar el cuerpecito de Angelito encontraron varias laceraciones en su anatomía, el diagnóstico reveló que el menor sufría de un traumatismo craneoencefálico, policontusiones y fractura de cráneo.
Pese a que hicieron lo posible por salvarlo, Angelito murió y su madre, quien seguía sosteniendo que su hijo rodó por las escaleras, fue puesta a disposición del Ministerio Público, acusada por el delito de infanticidio.
El caso del pequeño Ángel es el sexto registrado en el municipio de La Paz en lo que va del año.
La responsable de la Defensoría de la Niñez del municipio de La Paz, Consuelo Torres, señaló que en los seis casos las víctimas son menores de cinco años y que los hechos más dramáticos tienen a niños de uno, dos y tres años.
Torres expresó su alarma por la cantidad de casos registrados en los primeros cinco meses del año, que indican un aumento, tomando en cuenta que durante 2015 se registró 10 infanticidios.
También hizo notar que los niños asesinados por sus padres tenían un rango de edades en los que están en total estado de indefensión, pues incluso no pueden hablar.
Masacrado
Angelito apenas estaba aprendiendo a decir sus primeras palabras cuando presuntamente habría sido golpeado por su madre. La agresión fue tan fuerte que produjo un edema cerebral, fractura de cráneo, traumatismo craneoencefálico, laceración pulmonar, laceración hepática y fractura de costillas, según consta en el protocolo de autopsia realizado a su cuerpecito.
El caso está a cargo del fiscal Genaro Quenta de la División Homicidios, quien demandó la detención preventiva para la mujer por el delito de infanticidio, solicitud que fue avalada por el juez asignado al caso.
Sin embargo la mamá sigue sin revelar la verdad de lo sucedido con su hijo, por lo que el fiscal Quenta convocó a la familia de la mujer, específicamente a los abuelos, para que puedan dar más información sobre la relación que existía entre los dos.
El Código Niño, Niña y Adolescente, promulgado el 14 de julio de 2014, tipifica que quien mate a una niña o un niño desde su nacimiento hasta sus 12 años es culpable del delito de infanticidio y es pasible a una pena privativa de libertad de 30 años sin derecho a indulto.
Las causas
Torres señaló que de un tiempo a esta parte existe una pérdida de valores en la sociedad que deriva en que padres olviden la responsabilidad que tienen de salvaguardar la integridad emocional, física y sexual de sus hijos.
“El tema de violencia es transversal, sin embargo no hay una disculpa ante la vulneración al derecho a la vida de los niños y muestran la irresponsabilidad de las familias, sean funcionales o disfuncionales”, indicó.
Torres reflexionó acerca de que cada caso de infanticidio “es una puesta en escena de que la familia perdió sus valores, pero sobre todo es la pérdida del sentido de protección. El marco normativo indica que los primeros en amparar a los niños son los progenitores”.
La responsable de la Defensoría de la Niñez señaló que la unidad que dirige, en muchos casos atendió situaciones en las que niños murieron por falta de atención médica y negligencia de los padres.
Puso como ejemplo un caso en que un niño con cáncer fue llevado por sus padres al hospital cuando la enfermedad estaba en etapa terminal, pese a que sabían que el menor sufría ese padecimiento.
En este caso, Torres señaló que esta falta de responsabilidad no puede excusarse en la carencia de recursos económicos, ya que es también un tipo de infanticidio.
Código Niño, Niña y Adolescente
Artículo 8 (garantías): Las niñas, niños y adolescentes como sujetos de derechos, gozan de las garantías.
II. Es obligación primordial del Estado en todos sus niveles, garantizar el ejercicio pleno de los derechos de las niñas, niños y adolescentes.
III. Es función y obligación de la familia y de la sociedad, asegurar a las niñas, niños y adolescentes oportunidades que garanticen su desarrollo integral en condiciones de igualdad y equidad.
Artículo 16 (derecho a la vida) I. La niña, niño o adolescente tiene derecho a la vida, que comprende el derecho a vivir en condiciones que garanticen para toda niña, niño o adolescente una existencia digna.
II. El Estado en todos sus niveles, tiene la obligación de implementar políticas públicas que aseguren condiciones dignas para su nacimiento y desarrollo integral.
En el resto del país se produjeron 8 casos
Un recuento realizado por Cambio muestra que en lo que va del año se produjeron ocho casos de infanticidio en el resto del país, específicamente en Cochabamba, Santa Cruz y El Alto.
El más bullado de estos hechos fue el envenenamiento de tres hermanitos con raticida, en El Alto. Los padres argumentaron que habían preparado leche y raticida para matar gatos pero que los niños tomaron la mezcla. La justicia no creyó la versión y los envió a la cárcel.
En marzo, otro caso de envenenamiento a una bebé de tres meses, en el municipio de Arbieto, conmovió a la población, pues la autora fue la madre de 20 años.
En Santa Cruz se produjo otro caso en el que la madre, una adolescente de 15 años, estranguló a su bebé y botó su cuerpecito a una cámara séptica. Otro caso de un bebé de cuatro meses conmovió en La Guardia, pues el menor agonizó 14 días tras ser golpeado por sus padres.
En 2015 ocurrieron 27 asesinatos de niños
En el primer semestre de 2015 la Agencia Nacional de Noticias por los Derechos de la Infancia (ANNI) publicó un recuento que daba cuenta de 27 infanticidios ocurridos en todo el país
El reporte está incluido en el libro Derechos de la Infancia y derechos a la comunicación y está hecho a partir de monitoreos a 13 medios escritos de todo el país.
El informe indica que de los 27 casos, 16 de las víctimas tenían entre siete y 12 años, y otras 11 tenían de cero a seis años.
El informe también revela que el infanticidio femenino es el más alto. Del total de víctimas, 16 son niñas y 11 son niños. El reporte señala que los casos de infanticidio en el país aumentaron claramente desde 2014.
Entre las causas se indica que la inexperiencia y juventud de los padres es una de las causales, pues la mayoría tiene entre 22 y 26 años. Cabe hacer notar que de los 27 casos, siete fueron cometidos por padres adolescentes.
Medidas
Cuando las defensorías de la Niñez detectan un caso de violencia física o sexual separan al menor del agresor, así sea el padre o la madre.
La ley establece que el agresor, si es el padre o la madre, debe someterse a terapia, y el niño debe ser reubicado con otros miembros de su familia.