La autopista se encarrila hacia una vía más moderna y segura

Foto: Carlos Barrios
Circulación de vehículos por el peaje de la autopista.

Victor Hugo Chambi O.

Con financiamiento propio, el Gobierno nacional encara la obra para las ciudades de La Paz y El Alto. La inversión es de 36,5 millones de dólares.

Pasaron 40 años desde que se inició la construcción de la autopista Héroes del Chaco, que une las ciudades de La Paz y El Alto, ahora se reconstruirá totalmente y mostrará una nueva cara, con viaductos, pasarelas y paradas para el transporte público.
El 23 de febrero de 2016 se firmó el contrato con la empresa portuguesa Levon para la reconstrucción total de la vía de 10,6 kilómetros, que comenzó el 14 de junio con dos frentes, uno en el peaje de la Ceja de El Alto y el otro en el distribuidor de la avenida Montes de La Paz.
De acuerdo con el informe del programa BO-L 1093, para la Rehabilitación Autopista La Paz-El Alto de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) se plantea la construcción de 13 paradas de buses, que en la actualidad no existen, puesto que son improvisadas y provocan conflictos y accidentes.
“Las paradas, según lo visto en los planos de detalle, contarán con iluminación, basureros, techos de protección del sol y la lluvia, asientos, accesos adecuados, señalización y paneles informativos”, dice el documento.

NOVEDADES
Se habilitará un tercer carril, tanto de subida como de bajada, y en un 20 por ciento de la vía habrá carriles auxiliares para que los vehículos puedan detenerse si sufren algún desperfecto técnico.
En la actualidad, la autopista cuenta con dos distribuidores: uno en la avenida Montes, en la sede de gobierno, y otro en la Ceja de El Alto, es decir en los extremos de la vía, además de dos pasos a desnivel: uno subterráneo en la Ciudadela Ferroviaria y otro que es un puente en la denominada ‘isla’ de Achachila.
Con las obras que se realizan se construirán dos nuevos distribuidores, uno a la altura del Plan Autopista y otro en el puente de la ‘isla’, que será reemplazado y otorgará acceso hacia las avenida Vásquez y Chacaltaya.
Se tiene previsto la reconstrucción de las pasarelas y viaductos, 12 serán emplazadas en total, lo que permitirá el acceso de los peatones a los puntos de parada del transporte público de pasajeros.
El documento de la ABC señala que “por la falta de espacio” no se instalará un punto de parada en la pasarela de acceso a la feria 16 de Julio, pero que se tendrá uno cercano.
Otra novedad que mostrará la nueva autopista es la señalización vertical y horizontal, puesto que se añadirán los ojos de gato reflexivos, reductores de velocidad en los ingresos al área urbana, separadores de vía flex-beam y separador tipo New Jersey, de concreto, que tendrá malla olímpica para evitar el cruce de peatones de forma indebida.

VÍA RÁPIDA
Con todas las obras, que se ejecutarán durante dos años, se tendrá una vía rápida que unirá ambas ciudades y en la cual los automotores podrán imprimir velocidades de hasta 80 kilómetros por hora.
El proceso de construcción que efectuará la empresa portuguesa será innovador porque para reconstruir totalmente la autopista no será necesario cerrar la circulación vehicular, aunque se tendrá algunas restricciones, como la reducción de la velocidad a 40 kilómetros por hora y el uso de un solo carril en los sectores donde se ejecutan las obras.
Las previsiones establecen que durante un año se cierren los carriles derechos de ambas vías y luego, durante otro año, los carriles izquierdos o centrales, con lo que se concluirá la construcción de la vía.
La ABC informó que para no perjudicar el trabajo que se realiza, alrededor de un millar de obreros tomaron algunas medidas de seguridad, como la habilitación de 12 paradas provisionales para que los peatones puedan subir a los vehículos del transporte público y que piden se respeten, además de que los vehículos de alto tonelaje de tres ejes o más solamente podrán circular entre las diez de la noche y las cinco de la madrugada.
La Administradora Boliviana de Carreteras tiene previsto que se trabaje en tres turnos, es decir las 24 horas, durante los 365 días del año, lo que posibilitará concluir la obra en el plazo estipulado en el contrato.

En los años 70 la autopista mostró el ingreso de la paz a la modernidad
En 1977, la ciudad de La Paz fue sede de los Juegos Deportivos Bolivarianos, y el presidente de entonces, Hugo Banzer Suárez, encaró varias obras para mostrar a los visitantes que La Paz era una ciudad moderna, una de ellas la autopista que uniría la sede de gobierno con el aeropuerto de El Alto.
La autopista fue la primera vía de ese tipo en Bolivia, el contrato se firmó el 27 de diciembre de 1972 mediante un préstamo de 13 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
La construcción empezó el año 1974 y fue concluido tres años después, hubo varios cambios debido a problemas en el diseño inicial de la vía, pero que fueron superados para llegar a la fecha de entrega.
En la década de los años 70, en el trayecto de la autopista no existían urbanizaciones, además de que corría casi paralela a la vía ferrea que salía de la estación central con destino al altiplano.
Poco a poco, las urbanizaciones y los barrios fueron apareciendo en el trayecto de la autopista, lo que provocó la necesidad de construir pasarelas, primero para el paso de los peatones sin atravesar la vía, y con el paso de los años para permitir el acceso de los vehículos del transporte público.

CARRTERA VIEJA
Al inicio de operaciones, los micros, buses y colectivos que prestaban el servicio interciudades no recorrían por la autopista, sino que lo hacían por la avenida Naciones Unidas, más conocida como la carretera vieja, otrora la única avenida que unía ambas ciudades.
Los buses llegados en la década de los ochenta para la empresa Nacional de Transporte Automotor (ENTA) fueron los primeros del transporte público que usaron la autopista para el traslado de los pasajeros, las dimensiones de los buses no le permitían tomar las cerradas curvas de la avenida Naciones Unidas.
Luego llegaron los minibuses, que abarrotaron la autopista, convirtiéndola en una vía indispensable para llegar de forma rápida al centro de ambas ciudades, lo que provocó que la Policía Boliviana baje el rango de velocidad de la misma y en algún momento la declare avenida. Es la historia de la autopista paceña.
Datos de la obra
Por la autopista Héroes del Chaco circulan a diario 40.000 vehículos y se trasladan alrededor de 300.000 personas.
La nueva autopista tendrá seis carriles, nueve puntos de parada, 12 nuevas pasarelas y dos nuevos distribuidores.
La obra se ejecutará en 24 meses, en tres turnos, es decir las 24 horas, con una inversión de 36,5 millones de dólares.
La velocidad de circulación, mientras se efectúen os trabajos, será de 40 kilómetros por hora, una vez concluida subirá hasta los 80 kilómetros por hora.