Compró por primera vez un boleto de lotería y sacó el premio mayor

Foto: Lotería Nacional
Modelos en pleno sorteo de la Lotería

Fernando del Carpio Z.

La afortunada, que se llevó un premio de 100.000 bolivianos en el primer sorteo regionalizado para Chuquisaca, contó que el billete ganador lo adquirió al azar.

“Compré al azar, el vendedor tenía unos 20 billetes como un abanico y uno estaba al revés, lo saqué y en mi casa antes de que canten (el sorteo) oré a la Virgen de Guadalupe y le dije que merezco ganar; soy muy creyente. El 2011 nació mi niña, una bendición de la Virgen y coincidentemente el billete termina en 11, otra vez fui bendecida con ese número”, manifestó Roxana Durán Cuéllar.
La afortunada ganadora de 100.000 bolivianos del primer sorteo regionalizado para Chuquisaca efectuado en Sucre el 3 de junio, es comunicadora social.
“Mi embarazo fue de alto riesgo, lo que no me permitió seguir trabajando. Desde el 2011 hasta ahora cuido a mi ‘gran tesoro’, el 2017 podré volver (a trabajar)”, dijo Roxana a Cambio, luego de indicar que el 50% del premio será para respaldar los estudios de su pequeña hija, quien lleva el nombre de la Virgen, además está en kínder y “el restante lo haré crecer un poco”.
También califica como buena idea hacer la lotería regionalizada, más aún si “tiene un brazo social de ayuda a hogares y a gente que necesita, lo que es positivo para ayudar en la región”.
El billete ganador de Roxana, el 18711, estaba dedicado a Chuquisaca por el 25 de mayo. Se vendieron 19 mil de los 20 mil billetes impresos.
relanzamiento
Rossío Pimentel, comunicadora social y exalcaldesa de la ciudad de Oruro, desde agosto de 2015 ocupa la dirección ejecutiva de la Lotería Nacional.
El presidente Evo Morales la invitó para que relance esa entidad que, como ella misma reconoce, “estaba venida a menos. Hoy todavía alguna gente se pregunta si sigue habiendo la Lotería”.
Pimentel trabaja para sacar adelante a la institución de beneficencia. A los sorteos nacionales mensuales que tienen como primer premio 200.000 bolivianos, se añaden los regionalizados en ocasión del aniversario de cada uno de los nueve departamentos del país, y por hechos especiales en determinadas fechas.
El peor momento de la Lotería ocurrió hace unos años, cuando “una modelo sacó un bolo de la manga de su blusa y eso captó la televisión, fue un escándalo. Hubo procesos contra las autoridades de esa época y se fue al tacho toda la credibilidad de la entidad. En Cochabamba todavía algunos dicen ‘Lotería-ratería’. Con acciones tratamos de recuperar la imagen de la Lotería, ahora todos los premios son forzosos, no acumulables”.
Además, la Autoridad de Juegos regula toda la actividad de la Lotería, así como los sorteos y se prohíbe la venta de billetes horas antes del sorteo.
De manera paulatina se recupera la credibilidad y Pimentel anticipa que con los nuevos emprendimientos, que serán lanzados próximamente, se fortalecerá la institución, y se captarán mayores recursos con destino a la beneficencia y autorización del Ministerio de Salud.
Tras el exitoso juego regional de Oruro, el 14 de febrero se volverá con un juego de invierno este mes o julio. En Sucre también se volverá, así como en Pando y Tarija, donde la respuesta fue positiva y demandan estos sorteos.
En Pando, por la Batalla de Bahía, en febrero se vendieron por primera vez 13 mil billetes, ganó un albañil, quien cobró su premio el último día de los 60 establecidos por ley.
sugiere sorteos quincenales y más publicidad
Doña Justina Portillo vende billetes de lotería desde hace 40 años, y lamenta que los sorteos sean mensuales porque “no hay qué vender” durante gran parte del mes, por lo que en su puesto de la calle Colón, casi esquina Camacho, debe ofrecer tarjetas telefónicas.
También reconoce que no mejoran las ventas porque “no hay publicidad”; sin embargo, vende más de 100 billetes a 30 bolivianos cada uno. La anciana admite que sus ‘caseros’ son los que más le compran los billetes de lotería, pero no falta quien le dice que “es un engaño”, a quienes les responde “yo solo soy vendedora”. Dice que las denuncias de corrupción, de sorteos amañados registrados hace años hicieron mucho daño porque cayeron estrepitosamente las ventas, no obstante la situación va mejorando en los últimos años.
Don Ladislao Fernández cuenta que comercializa billetes de lotería desde 1999, que la venta ha mejorado bastante, ofrece algo más de 100 en su puesto de la avenida Camacho, cerca del Obelisco, además, la gente mayor es la que le compra con frecuencia. Faltando algunos días para el sorteo es cuando más se vende y reconoce que los sorteos regionalizados son una buena idea para atraer a más clientes.
sorteos regionalizados en efemérides
La Lotería Nacional de Beneficencia y Salubridad celebró en abril un nuevo aniversario y lo hizo con el sorteo ‘88 años de Solidaridad’, en el que se regalaron en total 5.216 premios, con una oferta que alcanzaba a 415.650 bolivianos.
El premio mayor como siempre fue de Bs 200.000, el segundo de Bs 40.000 y cinco premios especiales de Bs 2.000, además se tienen dos premios por aproximación superior e inferior equivalentes a Bs 1.000.
A los sorteos nacionales, donde el precio del billete es de Bs 30, se añaden los sorteos regionalizados que se realizan en cada uno de los departamentos en la fecha de su aniversario cívico, donde el billete se vende en Bs 25.
El 16 de julio, en el departamento de La Paz, se efectuará el sorteo ‘Pedro Domingo Murillo’ de Bs 100.000 para el primer premio y con salida forzosa; Bs 30.000 el segundo, luego cinco premios de Bs 2.000 y más de dos mil premios por aproximaciones y terminaciones con el billete ganador. “Se imprimirán 20.000 billetes, con estos sorteos se busca sentar la presencia de la Lotería en cada región, todas las salidas son forzosas”, resaltó Rossío Pimentel.