Oruro recibirá millonaria inversión para energía solar

Principales autoridades del país y de la región reunidas en la Sesión de Honor por el 235 aniversario de la gesta libertaria de ese departamento.
Foto: Noah Friedman

Con una inversión garantizada de unos 95,7 millones de dólares, Oruro se perfila como una de las principales regiones productoras de energía solar, según afirmó ayer el presidente Evo Morales.
Durante su discurso en la Sesión de Honor por el 235 aniversario de la gesta libertaria de ese departamento, además de los datos generales locales, el Jefe de Estado explicó que se garantizó un crédito de Francia de 65 millones de dólares y una donación de la Unión Europea de 10 millones para el proyecto.
Por su lado, la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), perteneciente al Estado, garantizará algo más de 19,5 millones de dólares para el proyecto que en sus dos fases generará cerca de 100 megavatios (MW), siendo que la demanda interna orureña es sólo de 80 MW.
“Creo que en el departamento de Oruro no tenemos ni una planta hidroeléctrica, ni eólica, ni solar. Al departamento de Oruro energía viene de otros departamentos”, manifestó.
“Quiero —agregó— aquí en mi departamento, en el departamento donde he nacido, quisiera que departamentos como Oruro, como Beni, como Pando por lo menos generen su energía para la demanda interna”.
Datos
El proyecto aprovecha los altos niveles de radiación solar del altiplano Boliviano. El ahorro económico resultante de la no utilización de gas natural para la generación de energía eléctrica.
La fase I se instalará en una superficie de 120 hectáreas (ha) para luego extenderse a las 290 ha, según datos del Ministerio de Hidrocarburos.
El proyecto Solar Oruro será instalado en la provincia Cercado, municipio de Caracollo, comunidad Ancotanga a 45 km de la ciudad andina.
Un mejor departamento
Morales informó sobre las cifras generales del departamento en períodos comparativos con los gobiernos neoliberales. El crecimiento promedio del Producto Interno Bruto (PIB) entre 1997 y 2005 era de 1%; en la actual gestión de Gobierno se llegó al 5%.
La inversión pública promedio era de 240 millones de bolivianos (1998 y 2005), cifra que subió a 1.224 millones en el actual período. En cuanto a transferencias del Tesoro General del Estado (TGN), éstas pasaron de 400 millones de bolivianos, en 2005, a 1.469 millones, cifra que era más alta pero se vio disminuida por la caída del precio del petróleo.
Los créditos destinados al sector productivo en 2005 apenas eran de 8 millones de dólares. En 2014 alcanzaron los 50 millones, y el año pasado subieron a 83 millones.
Con el programa Bolivia Cambia, agregando las últimas inversiones realizadas los pasados días, se garantizaron 629 proyectos con una inversión de 894 millones de bolivianos, dando un promedio de unas 18 obras por municipio.
Para el proyecto MiAgua hasta su tercera fase se garantizó un total de 380 proyectos en el departamento con una inversión de 249 millones de bolivianos. En este punto detalló que se lograron 14.800 conexiones domiciliarias, 826 piletas públicas, 3.608 hectáreas en riego incrementadas y 23.914 familias beneficiadas.
Beneficios sociales
De 2006 a 2015 se concluyeron 4.945 viviendas, beneficiando a unas 20.155 personas e invirtiendo 246 millones de bolivianos. Están en construcción 1.280 habitaciones y viviendas sólo en el departamento de Oruro.
En educación, de 2001 a 2005, se habían creado 489 ítems, mientras que el actual Gobierno, de 2006 a 2015 creó 1.622 ítems. La deserción escolar también bajó de 6,4% a 1,5% el pasado año, gracias a las iniciativas estatales.
Se construyeron o mejoraron 73 establecimientos de salud con una inversión de 169 millones de bolivianos. Se suma el anuncio del hospital de segundo nivel para el municipio de Challapata, que costará unos 105 millones.
Con el programa Telesalud se llegó a 35 lugares del departamento y se realizaron 1.807 interconsultas remotas con una inversión de 11,2 millones de bolivianos.
Morales deseó suerte en el trabajo conjunto especialmente al Gobernador, a las alcaldías del departamento. “Junto a nuestros movimientos sociales, la unidad hace mucho para seguir trabajando”, dijo.