Sikuris de taypi Ayca- Italaque: Riqueza de la memoria oral expresada en la música

Sikuris de Taypi Ayca durante su presentación en La Paz.

Redacción Central

Siku o zampoña, instrumento de viento que proviene del altiplano, que interpreta tonadas melancólicas y otras que invitan a la comunidad a regocijarse. A su estilo, movimientos lentos, pasivos, rostros serios cuajados de frío, quemados de sequedad pero unidos en un mismo espíritu, en la danza y música de los sikuris.

Una cultura rica que sin embargo, ha quedado aislada por años y hoy vuelve a surgir. Quizá las comunidades comprendieron el verdadero valor de la riqueza que poseen y quizá ya sea tiempo de rescatar y recuperar la memoria de los ancianos que aún habitan la tierra y narran historias fantásticas, una, sobre muchas, explica el origen del siku.

“Un anciano se quedó al cuidado de su nieto, apenas bebé, mientras los padres fueron a trabajar su chaco. El bebé empezó a llorar desconsoladamente, tanto, que el pobre anciano sin saber cómo consolar al niño, tomó varias cañas de distintos tamaños y sopló en todas creando armonía, sonido que tranquilizó al bebé y que dio origen a la zampoña”, según justifica el documento presentado por la comunidad Taypi Ayca.

La danza y la música autóctona de los sikuris, por Ley departamental N. 80, el 21 de enero de 2015 fue declarada: Patrimonio Cultural Inmaterial del departamento de La Paz, concretamente a los sikuris mallkus de Taypi Ayka-Italaque del municipio de Mocomoco de la provincia Eliodoro Camacho.

La comunidad celebró el acontecimiento y recientemente realizó, por segunda vez, el Encuentro de Sikuris; sin embargo, ellos tienen más riqueza para aportar a Bolivia y piden, se revalorice la memoria de sus ancianos. Piden declararse patrimonio Nacional, un Museo para exponer objetos que reflejen el valor de su cultura y una Escuela de arte que permita a los jóvenes y niños de la comunidad conocer y sentir orgullo por sus raíces nativas altiplánicas. Para Nemecio Huanacu Calami, titulado como abogado y originario de la comunidad, una declaratoria de Patrimonio a la memoria Viva de los ancianos sería lo correcto. Huanacu hizo su tesis sobre la riqueza de los Sikuris y está convencido de la necesidad de políticas que permitan su protección y preservación.