Productores: actividad piscícola tiende a subir

Foto: Archivo
Los mercados de La Paz están abastecidos con productos frescos y a precios accesibles.

con el apoyo de varios proyectos
Diego Ponce de León M.
Los pescados son alimentos que normalmente se consumen en los días de Semana Santa; sin embargo, gracias a políticas de apoyo en diferentes proyectos del Ministerio de Desarrollo y Tierras (MDRyT), la oferta de pescado se intensificó desde hace unos cinco años.
El fin de semana, varios representantes de comunidades productivas de pescado se dieron cita en la Expo Agro 2016, primera feria agronómica de La Paz. En este marco, se realizó una invitación a la población paceña para exponer una variedad de platos y nuevas presentaciones del alimento en el Campo Ferial Chuquiago Marka.
María del Carmen Arenas, encargada comercial de la asociación mixta agropecuaria de pescadores multiétnicos de la provincia Abel Iturralde, institución que trabaja desde 1987 con la pesca en ríos, dijo que “el traslado de los alimentos es la parte más complicada”, tomando en cuenta que se incurre en muchos costos, tarda mucho, y muchas veces las compradoras (mayoristas) se toman el tiempo en pagar por el producto.
“A La Paz se ha llegado muy poco, debido a las distancias pero se quiere conseguir un financiamiento de los pescados para hacer el proyecto autosostenible”, añadió Arenas.
En la Expo Agro, los productores de distintos lugares del país ofrecieron a sus visitantes, en distintas presentaciones, una oferta gastronómica para incentivar el consumo del alimento.
Los precios para la venta son de 35 bolivianos por el kilo de pescado, los chorizos y filetes también de pescado se comercializan en 45 bolivianos el kilo.

empresas privadas
El Centro de Alimentación e Insumos de Bolivia (Caibol) apoya a los productores piscícolas para que puedan proyectar la idea como un negocio. Por otra parte, también realiza la venta de insumos de pesca y crianza de peces así como alimento procesado, redes e inclusive alevínes de trucha y pacú (crías de peces).
Raúl Choquehuanca, ejecutivo de Caibol, dijo que la empresa también ofrece capacitación en el manejo técnico de la crianza en piscigranjas a través de programas que el MDRyT impulsa, con el objetivo de incrementar la producción y comercialización de pescados.
El Instituto Nacional de Estadística (INE) establece que, según un estudio, la importación de distintos productos piscícolas (pescado vivo, congelado o procesados) registró un comportamiento ascendente en los últimos años, tomando en cuenta que en 2014 se importaba 7.500 kilogramos brutos (kg); en 2015, 8.130 kg y hasta abril del año 3.470 kg.
Otro de los datos que se puede reflejar en los datos extraídos del INE es que los principales países que exportan su pescado a Bolivia son Argentina, Chile Perú y Estados Unidos.
La población paceña acudió este año por lo menos a tres ferias del pescado. “Los productores confían en que las ferias son una apuesta por el incremento de demanda de este alimento, por lo que seguiremos buscando mercados de esa manera”, aseguró Arenas.
También dijo que en la provincia Iturralde, el incremento de pozas de crianza de peces es cada vez mayor y que al menos un 30% de su producción se debe a ese sistema, mientras que el 70% es por la actividad de pesca en el río.
Al menos cuatro veces al año se pueden comercializar generaciones de peces de las piscigranjas.
“El 16 de julio se organizará una nueva feria para impulsar el consumo de pescados”, añadió.

9.707 dólares se invirtieron en la importación de pescados, el año 2014.
35 bolivianos es el precio por kilo de pescado en los mercados de la ciudad de La Paz.