Diferendo de estudios técnicos

Democracia Directa
El Silala se convierte en materia de controversia entre Bolivia y Chile. Mientras en el país vecino lo reclaman como afluentes de río, especialistas bolivianos sostienen que son bofedales o manantiales formados a consecuencia de aguas acumuladas durante miles de años.
La agente de Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), María Teresa Infante, impulsó con equipos chilenos trabajos técnicos en esa región para confirmar si se trataba o no de un curso natural.
Para el investigador boliviano sobre las aguas del Silala Antonio Bazoberry, “estos recursos hídricos en la región Quetena son íntegramente soberanos y no hay motivo de controversia porque no existe una cuenca hidrográfica con un río que se extendiera hasta el Litoral, que ahora es el nuevo territorio de Chile”.
En su libro El mito del Silala afirma que “estudios geológicos, hidrológicos e hidrogeológicos determinaron que las aguas existentes en la región del Quetena son depósitos de agua confinada, calificada por los científicos como ‘recursos inmovilizados indefinidamente’ o depósitos de agua que se depositó por la actividad fluvio glacial hace más de 10.000 años. Al nivel superior del volumen de agua depositada en el subsuelo se califica como manantiales o humedales sin movimiento propio y son propicios para el crecimiento de bofedales”.