Tiwanaku, el trono del sol para recibir el año aymara 5524

Fotos: Archivo
1. La Puerta del Sol.

Revista 7 días*
Es uno de los principales sitios arqueológicos de Bolivia, situado a 72 kilómetros de la ciudad de La Paz. Allí se encuentran restos de la cultura tiwanakota, que se desarrolló hace miles de años, desde 1580 a.C. al 1172 d.C.
Se estima que fue la cultura más longeva de América del Sur, por tanto su periodización evolutiva tuvo distintas teorías que varían con el pasar de los años. Sin embargo, luego de su descubrimiento, estas ruinas arqueológicas pueden ser apreciadas en el municipio que lleva el nombre de la cultura.
Allí se encuentra el templo Kalasasaya, en cuyo interior está la famosa Puerta del Sol, el Templete Semisubterráneo, con sus enigmáticas cabezas clavas, y los restos de Kantatayita, Putuni y Kericala. También se aprecian las pirámides de Akapana y Pumapunku. Los restos arqueológicos sorprenden por la perfección de la técnica constructiva y decorativa.
La visita al complejo arqueológico se inicia con la visita al Museo Regional Arqueológico, luego al centro ceremonial y después el centro artesanal, donde se observa una variedad de trabajos de cerámica de la cultura milenaria.
Es en este escenario donde todos los años se celebra el Año Nuevo Aymara o solsticio de invierno, acontecimiento que la gente espera para llenarse de energía con los primeros rayos del sol.
Es una tradición realizar este ritual principalmente para la fecundación de la tierra y pedir un buen año agrícola con las bendiciones del sol, para ello se realizan ofrendas a la Pachamama (Madre Tierra) y danzas típicas.
El inicio de un nuevo ciclo (solsticio de invierno), denominado Mara T’aqa, es un ritual de bienvenida y agradecimiento al sol durante cuatro días, desde el 21 al 24 de junio, para la multiplicación del ganado, además de la época de la fertilización masculina, según el calendario de las fiestas andinas.
Las celebraciones se realizan en todo el país, pero en Tiwanaku los rayos del sol atraviesan la puerta del templo de Kalasasaya e iluminan el monolito Ponce a una hora específica del amanecer. Los tiwanakotas construyeron los monolitos orientados hacia los puntos de salida del sol y de la luna basándose en cálculos astronómicos para regir sus actividades según los movimientos de sus astros.

RECOMENDACIONES
Se recomienda llevar ropa abrigada, rompevientos, zapatos de caminata, sombrero de ala ancha o gorra, gafas, protector solar, linterna, guantes, cámara fotográfica y otros.
Se puede llegar a través de un transporte público desde la ciudad de La Paz. Los buses parten cada media hora de la calle José María Asín, en la zona del Cementerio General. La duración del viaje es de dos horas aproximadamente o se puede contratar el servicio en operadoras de turismo.

Paquete turístico
(un día/una noche)
Día 1 (lunes 20 de junio)
-A las 21.00 salida en transporte privado rumbo al sitio arqueológico de Tiwanaku. Llegada a las 23.30 y traslado al hotel Tiwanaku.
-A las 00.30 participación en la fogata bailable con la presentación en vivo de la saya afroboliviana.
Día 2 (martes 21 de junio)
- A las 06.00 ingreso a las ruinas y paseo. A las 07.00 se espera la salida del sol y observación de los rituales por el Año Nuevo Aymara.
-A las 07.30 concentración en el área de descanso para luego disfrutar de un desayuno andino.
-A las 09.00 retorno a la ciudad de La Paz. Llegada a la Iglesia de San Francisco hasta las 12.00.
Los servicios incluyen transporte privado, guía local, desayuno y seguro de viaje. El tour está dispuesto para adultos de 18 a 74 años de edad. No incluye el costo de servicio de hospedaje ni el ticket de ingreso a las ruinas.
Para más información puede llamar al 901 10 5296 – Telf: (591-2) 2185999, info@boltur.gob.bo / reservas@boltur.gob.bo