Seis ejes marcan el inicio de la refundación judicial

Fotos: Archivo
Foto 1.- El presidente del Estado, Evo Morales Ayma, confirma la realización de la Cumbre Judicial en Sucre.

Luis Fernando Cruz Ríos
La designación de altas autoridades del Órgano Judicial; la retardación de justicia; el acceso a la justicia; la formación, ingreso, capacitación y control de servidores judiciales y profesionales abogados; la política criminal y justicia penal; y la lucha contra la corrupción en el sistema de justicia son los ejes sobre los que se encara la Cumbre Nacional de Justicia en el Estado Plurinacional de Bolivia.
El 22 de enero de 2016, el presidente Evo Morales expresó su confianza de que el evento nacional permita resolver la crisis judicial con la participación de representantes de las organizaciones sociales, de la sociedad civil, de la Asamblea Legislativa y sobre todo del Órgano Judicial.
El Jefe de Estado reconoció que la justicia es uno de los temas pendientes de su gestión, por lo que expresó su confianza de que la Cumbre sea la oportunidad para cambiar con la participación de expertos, abogados, estudiantes y los movimientos sociales.
En ocasión de ofrecer su informe sobre los 10 años de gestión al pueblo boliviano, desde la Asamblea Legislativa Plurinacional, instruyó a la ministra de Justicia, Virginia Velasco, encarar el desafío de erradicar los consorcios corruptos incrustados en las instituciones del Órgano Judicial.
Se mostró preocupado porque no dio resultado la decisión constitucional de elegir a esas autoridades por voto, porque no todos asumieron su responsabilidad como el pueblo boliviano lo esperaba, por lo que amerita realizar una profunda revolución en la justicia boliviana. “Frente a este hecho y después de muchas horas de consultas y trabajo del equipo jurídico de gabinete hemos decidido que la Cumbre de Justicia se llevará a cabo en la ciudad de Sucre”, aseguró.
ORGANIZACIÓN
En ese marco, el Ministerio de Justicia encaró la realización de la Cumbre Nacional en tres fases: la primera referida a la recopilación de toda la normativa vigente en el territorio nacional para su revisión.
Segundo: La organización y realización de precumbres en los nueve departamentos del país, con participación social y de las entidades que tienen que ver con el tema, para la identificación de los principales males en el sistema judicial y la recolección de propuestas para su posterior sistematización.
Tercero: El debate sobre las conclusiones alcanzadas en las precumbres departamentales de justicia, sobre los seis ejes temáticos propuestos por el Jefe de Estado, para marcar el inicio de la revolución judicial en Bolivia.
CRISIS JUDICIAL
En ese contexto, la ministra de Justicia, Virginia Velasco, señaló que la Cumbre Nacional permitirá sentar las bases para eliminar la corrupción y sobre todo los consorcios constituidos por jueces, fiscales, vocales, funcionarios y abogados que han minado la credibilidad del sistema judicial en el territorio nacional.
Explicó que una de las principales demandas en los nueve departamentos, para eliminar la corrupción, es endurecer las penas contra los profesionales en derecho sorprendidos en acciones ilícitas, así como el retiro de sus títulos profesionales.
A esta demanda se sumó el pedido de revocatoria de mandato de todos los operadores de justicia, así como la modificación de la Constitución Política del Estado para la selección y elección de las máximas autoridades del Órgano Judicial. “El pueblo ha pedido la renuncia y la revocatoria de todos los operadores de justicia, eso ha salido en todos los departamentos, porque el pueblo ya está cansado”, confirmó la ministra de Justicia, Virginia Velasco.
DEsCOLONIZACIÓN
Señaló también que la Cumbre Nacional de Justicia apuesta a descolonizar y despatriarcalizar el sistema judicial boliviano para un mejor servicio a la ciudadanía.
Manifestó que se establecerán normativas y procedimientos acordes a la realidad y cultura del Estado Plurinacional de Bolivia para eliminar de raíz la justicia colonialista, patriarcal, discriminadora, ritualista y formalista.
“Para descolonizar tenemos que empezar con el cambio de mentalidad de los operadores de justicia desde su formación para que haya una atención de servicio al pueblo. Se tiene que empezar con un procedimiento adecuado, inmediato, gratuito, rápido y que esté acorde con el desarrollo de las nuevas tecnologías para que haya una justicia oportuna para todos y sin discriminación”, aseguró.
PARTICIPANTES
Asimismo, se confirmó que la Cumbre Nacional de Justicia participarán 162 delegados de los nueve departamentos, a los que se sumarán representantes del Órgano Ejecutivo, Legislativo y de otras instituciones que podrían ser de organismos internacionales, aunque la misma no se confirmó.

9 departamentos enviarán sus representantes a la Cumbre Nacional de Justicia con la misión de refundar el sistema judicial boliviano afectado por una crisis de credibilidad.

Para descolonizar tenemos que empezar con el cambio de mentalidad de los operadores”.
Virginia Velasco
Ministra de Justicia