Justo Gómez Soliz, historiador de la natación minera de Catavi

Justo Gómez Soliz, un maestro de la natación.

deporte
Luis Oporto Ordóñez
Director del Archivo Histórico
Justo Gómez, notable clavadista y saltador, actualmente frisa los 75 años, con signos claros del paso del tiempo pero con la energía para practicar ese deporte con notables resultados. En los últimos seis años obtuvo cinco medallas de plata y cuatro de bronce en competiciones de postas de 250 metros en estilo libre y espalda: 2010, campeonato del Club Tenis de La Paz, presea de plata; 2011, campeonato del Club Victoria de Cochabamba, medalla de plata; 2012, campeonato del Club Tenis La Paz, medalla de plata; el mismo año, XII Campeonato Confraternidad Internacional de Natación Máster Cochabamba Corazón de América, medalla de plata (“¡un nadador de Iquique se llevó la presea dorada!”, exclama); y 2016, Campeonato Nacional de Máster, organizado por el Club Tritón de Cochabamba, medalla de plata.
Nació en Catavi, el 28 de junio de 1941. Fue trabajador de la Empresa Minera Catavi, más tarde desempeñó funciones en la Cervecería Boliviana Nacional, donde se jubiló. Los empleados y trabajadores del complejo industrial minero conformado por Andavillque, Catavi, Siglo XX, Cancañiri y la población civil de Llallagua se caracterizaron por practicar deportes populares como el fútbol, básquetbol, k’ajcha (pelota vasca) y otros exclusivos como ajedrez, palitroque, tenis, golf y natación.
En 1928 se empezaron a aprovechar las aguas termales que emanan de un volcán apagado en proximidades del barrio Lark’a-ura, construyendo pequeñas pozas. Los empleados de la empresa acudían a tomar baños medicinales en el ‘sudorífico’ o ‘turco’ (sauna natural) y recreativos en el ‘declive’; por su parte, los trabajadores usaban el ‘Baño Obrero’, y otro destinado a mujeres. A ellos se sumó la piscina olímpica de Catavi, inaugurada el 1 de mayo de 1960, una de las mejores del país, destinada a la formación de valores para la competencia en campeonatos de natación.
Como investigador y testigo de la historia íntima de la natación en Catavi, recogió los fastos deportivos y biografías de célebres nadadores que se formaron en ese centro minero, formó un archivo fotográfico en el que registra los actos de fundación de la piscina olímpica, los principales campeonatos que se desarrollaron, retratos de instructores como Martirián Oropeza, nadadores desde sus primeras braceadas hasta su consagración como campeones nacionales y su actividad actual, pues participan en justas nacionales e internacionales, representando a Catavi y por ende a Bolivia, como Simón Soria (cruzó el estrecho de Tiquina en 1970), Iván Serapio Robles, Lalo Claure Guzmán, Simón Roselio y el propio Justo Gómez Soliz. Fruto de su esfuerzo, escribió su libro ¿Por qué Catavi fue doce años campeón nacional?, que recupera la rica tradición deportiva minera en forma de historia de la natación en Catavi y Bolivia.