Normalistas no fueron quemados en Cocula

Los forenses argentinos presentan sus resultados.
Foto: AFP

No hay evidencias científicas ni biológicas que prueben que los 43 estudiantes de Ayotzinapa fueron incinerados en el basurero de Cocula en septiembre de 2014, según reveló el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).
En la presentación de los resultados del peritaje sobre el caso Ayotzinapa, Mercedes Doretti, del EAAF, explicó que no hay “evidencias biológicas y no biológicas” que “respalden la hipótesis de que hubo un fuego” en el basurero “que habría arrojado como resultado la incineración en masa de los 43 estudiantes”.
Asimismo, destacó que el EAAF no encontró “evidencias científicas” para establecer correspondencia entre los restos óseos recuperados en el basurero de Cocula y los estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa que desaparecieron en Iguala (Guerrero) el 26 de septiembre de 2014.
Según la versión de la fiscalía mexicana, los 43 estudiantes fueron detenidos por policías de Iguala y entregados a miembros del cártel de Guerreros Unidos, quienes los asesinaron e incineraron sus cuerpos en el basurero del municipio vecino de Cocula.
El equipo argentino, que inició el peritaje en octubre de 2014, aseguró además que “no existen elementos científicos suficientes por el momento para vincular” los restos hallados en el basurero con los recuperados por la fiscalía mexicana en la bolsa del río San Juan.
Desde hace meses el EAAF denunció que cuando llegó al lugar la bolsa supuestamente hallada a la vera del río San Juan ya estaba abierta.
Miguel Nieva, también del equipo forense, dijo que si bien en este basurero se habían registrado “reiterados incendios”, no había señal de “fuego reciente” en las plantas alrededor de la zona principal.
Las plantas estudiadas tenían más de 30 días, lo que no encaja con la existencia de un incendio en el área entre el 26 y 27 de septiembre, señaló.