nuevos mercados para el excedente de producción de alimentos

en carne, soya, quinua y otros
willy franz acarapi sullca
Un hecho destacable que ocurrió recientemente fue la reunión que sostuvieron autoridades nacionales con representantes de Rusia, Brasil, Corea del Sur, Emiratos Árabes, Arabia Saudita, Costa de Marfil, entre otros, con la finalidad de consolidar nuevos espacios comerciales para la exportación de productos, como la carne de res y de pollo, además de granos como la soya y quinua, alimentos que registran excedentes disponibles para la venta a otros países, claro está, una vez garantizado el consumo interno.
Esta reunión se efectuó en el marco de la 84a Sesión General de la Asamblea Mundial de Delegados de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, por sus siglas en inglés) realizada en París, Francia, entre el 22 y 27 de mayo, instancia que ratificó a Bolivia como país libre de la fiebre aftosa.
Entre los productos que se encuentran en la agenda de exportación se destaca al sector cárnico, tomando en cuenta que la política gubernamental lleva adelante un proceso de fortalecimiento a la actividad ganadera nacional porque hasta el momento se distribuyeron 9.000 cabezas de ganado: 7.000 para los pequeños productores de Santa Cruz, 1.000 para Beni y 1.000 para el norte de La Paz.
El objetivo de esta iniciativa, denominada Programa de Repoblamiento Ganadero, es incrementar el hato ganadero a unas once millones de cabezas de ganado bovino para el año 2020, lo que también implica generar mayores excedentes para la exportación.