Luz Mandarina: música con sello personal

El grupo musical durante un ensayo.

Lenguaje musical juvenil y diferente
Jackeline Rojas Heredia
Son jóvenes, creativos, aman la música y a través de ella han encontrado un vehículo de expresión muy particular. Letras que hablan de la intimidad, de sensaciones, frustraciones, miedos, batallas, pero a la vez están acompañadas de ritmos que van desde rock, pop con algo de folklore latino, incluidos ritmos nacionales. “Es música innovadora”, así calificaron en un blog extranjero el trabajo de la banda cruceña Luz Mandarina.
Siete jóvenes que combinan su talento y que hoy aguardan el lanzamiento de su primer disco Paliza. Pablo Miño, cantante, guitarrista y responsable de la banda, narró que ésta se integró en 2013, a partir de composiciones suyas que fueron del agrado de un amigo, Cristóbal López, quien ayudó a grabarlas, y de su compañera Lucía Carvalho, intérprete del violín, ése fue el inicio de la aventura que continúa y que les permite mirar adelante. Y si bien no contaron con una aceptación inmediata del público local, sus interpretaciones destacaron en el exterior, en 2014 integraron la lista de lo mejor de la música a nivel mundial. Se ha escrito sobre ellos en Argentina, Miami y en otros lugares donde se destacó, sobre todo, la manera innovadora de integrar ritmos y de hacer que su música fluya y sea la expresión de muchos jóvenes. Éstas son algunas de las páginas en las que han sido mencionados:
http://www.tigomusic.bo/music/noticias/la-luz-mandarina-renueva-la-escen...
http://zachary-jones.com/zambonazo/los-mejores-eps-de-2014-lista-mundial/
Miño dijo que Lucía, la violinista, fue una de las primeras integrantes, ahora se ha unido un trombonista y son siete personas en escenario, casi una pequeña orquesta: Carmen Lucía Carvalho, Ángel Veizaga, Diego Tejerina, Sebastián Guerrero, José Luis Rivera, Pablo Miño y Daniel Meneses.
“Algo que nos caracteriza sin querer es el interés por ritmos que no son convencionalmente rockeros o sonidos que no son rockeros, como el corte de nuestro disco Paliza está en ritmo de chacarera. Hay una cuestión en el folklore que nos parece interesante, es como música para bailar, pero que casi siempre dice cosas muy tristes, y esa dualidad está en nuestra banda con música alegre pero que dice cosas tristes”, narró Miño.
Carmen Lucía Carvalho empezó a interpretar el violín a los ocho años, ha participado en orquestas clásicas y alguna vez interpretó rock o pop. “Cuando me habló Pablo y me mostró algunas de sus canciones, me pareció que encajaba bien el violín porque es un instrumento particular que no encaja en cualquier tipo de rock o pop. Adapté todo lo que aprendí a los ritmos que hacemos en Luz Mandarina”, dijo, y a la vez compartió su anhelo de llegar con Luz Mandarina a otros departamentos, hacer otro disco y sobre todo componer sus propias canciones.
“La música que hacemos está en otra parte, hay más bandas que tocan ese tipo de música y que meten violín, chelo, vientos, no sé. Por eso llamamos más la atención de afuera y es algo que me sorprende”. El primer disco Paliza ya se terminó de masterizar en La Paz, ahora la banda espera la oportunidad de presentar su trabajo, realizar un videoclip, y a futuro llevar su música de gira por La Paz y Cochabamba.