Suman pedidos de referendo y mineros piden cuidar el proceso

El presidente Evo Morales y los dirigentes de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB).
Foto: Reynaldo Zaconeta

ó En Santa Cruz y Beni anuncian que activarán la recolección de firmas
Redacción central / Cambio
Suman las voces para impulsar la recolección de firmas que posibiliten la convocatoria a un referendo afín de ajustar la Constitución Política del Estado; en tanto, la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) cerró filas en defensa del proceso de cambio.
La Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) cerró filas en torno al proceso de cambio y advirtieron que no permitirán el retorno de la derecha al Gobierno.
Luego de una reunión en el Palacio de Gobierno con el presidente Evo Morales, el ejecutivo de la FSTMB, Orlando Gutiérrez, indicó que “la derecha definitivamente no puede entrar a convulsionar el país”.
“Creo que todos los bolivianos estamos en la obligación de cuidar este proceso revolucionario de construcción del país que acompañan los trabajadores y evitar que la derecha interfiera, cuya intención es convulsionar”, insistió Gutiérrez.

Voces de apoyo
La propuesta de impulsar la consulta, a través de la iniciativa popular, como establece la propia Constitución Política del Estado (CPE), emergió en la Federación de Mujeres Campesinas “Bartolina Sisa” de Cochabamba y se expandió a distintos puntos del país.
En Santa Cruz, por ejemplo, sectores sociales anunciaron que acudirán al Tribunal Electoral Departamental (TED) para solicitar los libros en los cuales se recolectarán las firmas para posibilitar un referendo para modificar la CPE y así permitir una nueva candidatura del presidente Evo Morales, en las elecciones generales de 2019.
En Trinidad, concejales del Movimiento Al Socialismo (MAS) anunciaron que se sumarán a esta labor desde la próxima semana, reportó la Red ATB.

Régimen Electoral
El artículo 19 de la Ley 026 del Régimen Electoral señala, al menos, ocho pasos para la convocatoria a referendo por iniciativa ciudadana. La primera señala que “la persona o personas que promueven la iniciativa popular presentarán, al Tribunal Electoral competente, su propuesta de referendo con la o las preguntas a ser sometidas al voto”.
Luego de cumplir la verificación y la declaratoria de constitucionalidad de la iniciativa, el Tribunal Supremo Electoral competente, “autorizará a los promotores la recolección de adhesiones de acuerdo con el porcentaje de firmas y huellas dactilares” para lo cual se hará entrega del formato del libro establecido para la recolección de adhesiones.
El artículo 16 de la misma norma señala que la convocatoria a referendo por iniciativa popular se requiere del apoyo de firmas y huellas dactilares de por lo menos el 20 por ciento del padrón nacional electoral (el último registro electoral, del 21 de febrero fue de 6.243.079 votantes). Este porcentaje debe incluir al menos el 15 por ciento del padrón de cada departamento.
Desde el Legislativo, el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Javier Zavaleta, dijo que es natural que las organizaciones sociales estén trabajando en la recolección de firmas para realizar un referendo que permita a la población tomar una decisión sin la presión de la oposición.
Indicó que por justicia, la población merece la posibilidad de ejercer nuevamente su voto democrático sin presiones ni mentiras de la oposición, como sucedió en el referendo del 21 de febrero, donde se impuso el NO.

Contexto
ó En el referendo del 21 de febrero se preguntó a los electores si estaban o no de acuerdo con modificar el artículo 168 de la Constitución y permitir que el presidente y vicepresidente sean reelectos dos veces de manera continua. El NO logró el 51,30% y el SÍ el 48,70%.