“Todos llevamos alma poética”

poetisa y cantautora Matilde casazola
Jackeline Rojas Heredia
La cantautora y poeta chuquisaqueña, Matilde Casazola presentará el próximo 1 de junio, en la ciudad de Santa Cruz, en el marco de la 17 Feria Internacional del Libro (FIL), su última obra, una recopilación de poesía inédita que dice, espera sea del agrado del público y pueda presentarse tanto en Cochabamba, como en La Paz.

¿Cómo se siente a pocos días de presentar su nueva obra?
Muy emocionada, más cuando no es fácil, aún estoy trabajando en la edición de gran parte de mi obra inédita tanto musical como poética, editando y grabando, esa es una labor permanente y no es fácil, se requiere el apoyo de otras editoriales. Son 49 años de trayectoria desde mi primer libro de poesía que publique el año 1967. Si bien me ausenté del país, lo presenté en Argentina, el libro fue Los Ojos Abiertos y desde ése hasta el último han transcurrido unas 16 obras. (Ríe) He tenido la bendición de tener mucha obra en cuanto a canción y poesía.
¿Cómo surge en Matilde Casazola esa fusión entre la música y la poesía, cuándo se manifiesta por primera vez? Bueno yo tuve la suerte de nacer en el seno de una familia que siempre amó el arte, sobre todo en la parte materna. Mi madre fue poetisa, pianista, doña Tula Mendoza. Mi abuelo fue un hombre que amó extraordinariamente a Bolivia y vivió sobre todo, esa pasión, abarcó la ultima parte del siglo XIX y la primera parte del siglo XX, entonces en la época en que nuestro país estaba conformando su rostro multifacético, esta herencia familiar hizo que yo cultive, desde muy niña, el amor al arte, la música, la poesía.
Mi tío Gunnar Mendoza tocaba muy hermoso la guitarra. Desde niña, con mi hermana y mis primos, los hijos de Gunnar, compartíamos algunas veladas de música. Mi tío nos enseñaba canciones de mi abuelo Jaime y cantábamos todos. De esa manera nació mi pasión por la poesía y ya en la adolescencia quise aprender un instrumento y aprendí piano, y me quedé con la guitarra porque no tenía piano en casa. Empecé a componer a tiempo que descubrí varios secretos del lenguaje musical, sonidos y melodías que inventaba.
¿En ese período adolescente juvenil ¿qué música era de su preferencia?
Siempre me gustó escuchar música de diferentes países, y ahí jugó un papel importante la radio porque podía escuchar música de Rusia, de Inglaterra, Argentina, Perú y de la misma Bolivia, canciones que hablaban de diferentes mundos y a mí me extasiaba escuchar esas canciones venidas desde lejos, a veces extrañas, y de esa manera me enamoré de la canción popular.

¿Qué gratos recuerdos o anécdotas le han permitido vivir los poemas?
Bueno muchos, algo que recuerdo con mucho cariño y admiración es cuando Cergio Prudencio agarró dos poesías mías y las transformó en canciones para la película El Atraco, poemas musicalizados que las hizo bellísimas. Imagínese que sacó un tango ¿No? y una ranchera, son canciones bellas que han quedado a través de la banda musical de la película y permanecen, para mí fue muy interesante.
Como le digo, siempre me he abierto a las diferentes corrientes musicales de todos los tiempos. Me apasiona mucho el tango, música que nació en Argentina y que ahora es universal, grandes músicos que se inspiraron para contar historias de los suburbios y de las ciudades que se estaban formando.

¿Alguna vez se sintió discriminada como artista femenina?
En realidad nunca o quizá a veces por el lado artístico, no tanto por el género, pero al ser artista un poco sí: Todos hemos sufrido de cierta incomprensión en sentido de ver el arte como algo muy lindo pero que no necesita tampoco digamos una retribución económica, que el artista prácticamente vive del aire, es aplaudido, en fin, pero en ese sentido existe aún ahora una cierta incomprensión en cuanto a la labor del artista que es una labor extraordinaria, silenciosa, lenta: para una obra de arte se requiere de una gran pasión, de un silencio y de soledad en el cuarto creativo y después ya se puede manifestar en una magnífica obra a la luz de todos los que escuchan.
En ese sentido fue una lucha permanente del artista por tener un espacio en la sociedad. Pero personalmente he tenido un público que ha captado tanto mi poesía como mis canciones de manera fervorosa y se ha ampliado muchísimo.

¿Cuándo está lejos qué cosas son la que más añora de su tierra?
En el concepto de tierra, patria, existen varios significados ¿no? tiene que ver con cosas muy humanas, con objetos, aromas, puede ser la artesanía, el arte, la orfebrería y la culinaria, todo eso conforma un mosaico, un tejido colectivo que se puede tomar como lugar, tierra, patria, todo eso tenemos nosotros los seres humanos en lo profundo ¿no?
A mí me gustan los espacios verdes, que se veneren a los árboles, que se ame la naturaleza. Creo que nos quedamos cada vez más huérfano. El cuidado de las fuentes de agua es algo que a mí me enamora y que me ha inspirado muchísimo.
El rumor del agua, porque luego hay que ir al campo a escuchar los ríos. Me preocupa la contaminación y la destrucción de la naturaleza, el aire puro, esas cosas me preocupan.
Hay algo que quiero explicarte, retomando mi próxima presentación. A fines del año pasado presente mi primer volumen de obra poética, a través de la editorial 3600 de la ciudad de La Paz, esta obra es para mí muy importante porque existen seis libros dentro de este primer volumen que son los primeros libros que publiqué y que están agotados, entonces se va ir completando esa primera edición, que se llama Obra poética Autobiográfica y la presentaré en Santa Cruz.
Ahora preparo un segundo volumen de la serie de temática específica, la primera era autobiográfica, pero la que estoy preparando es específica y es inédita, entonces van a ser varios volúmenes. Hay todavía muchas obras que no se publicaron. Te invitó este miércoles a las 18.00 de la tarde en la Feria en Santa Cruz en el salón Dante Alighieri.
(se emociona) Gracias por su aliento.
Un saludo para usted y para su periódico.

“De tu mano dijera: fue pulida
por las lluvias,
montaña no advertida
detrás de los espejos
las aristas
de la mesa,
los bloques de papel clasificado.
De tu mano en mi mano compañera,
musical en su forma
que se prolonga en dedos fuertes y nudosos
que es partida por cuatro abismos espaciosos.
Cerebral geografía
de tu mano, la montaña pulida..”
(Fragmento de amores de alas fugaces)
duras rocas
hoyas desconocidas. “