Presidente inaugura edificio central de ENDE Transmisión en Cochabamba

El nuevo edificio de Ende Transmisión.
Foto: Unidad de Comunicación Presidencial

 

ABI/Cambio Digital 

 El presidente Evo Morales inauguró hoy  el edificio central de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE  Transmisión), en la zona La Maica de la ciudad de Cochabamba, que se edificó con una inversión de 97,3 millones de bolivianos.

"En esta corta gestión, hemos demostrado a los movimientos sociales, autoridades, que, con nuestros profesionales, es posible desarrollarnos, es posible dotarnos de esta clase de edificaciones", destacó en un acto público.

El edificio está construido en un terreno de 10.000 metros cuadrados y cuenta con laboratorios de control, protección y telecomunicaciones en tiempo real, así como una sub estación eléctrica, un centro de transmisión, un sistema fotovoltaico de electricidad con 667 paneles solares de 180 kilovatios de potencia, campo deportivo, auditorio y oficinas técnicas y administrativas.

En su discurso, Morales felicitó a ENDE Transmisión por la iniciativa y recomendó a las instituciones públicas del país que tengan edificaciones similares para acabar con el llamado "Estado inquilino".

"Es un modelo de edificación que tiene ENDE Transmisión para prestar servicios, porque para trabajar uno necesita comodidad. Ya estamos en otros tiempos, de teleconferencias, de un Estado digitalizado", enfatizó.

Solicitó, además, que los técnicos de esa empresa estatal den "más ideas" para avanzar en la provisión de edificios a las entidades estatales "pensando en nuestra querida Bolivia".

El dignatario manifestó que el Gobierno nacional continuará con la política de dotar de nuevas infraestructuras a las instituciones estatales para mejorar el servicio al pueblo, pese a las protestas de los representantes políticos de la derecha.

"Eso significa también modernizarnos", sostuvo.

El Jefe de Estado recordó que el Gobierno nacional dio pasos importantes en la provisión de edificios a las entidades públicas con la eliminación del pago de cerca de 20 millones de dólares en alquileres de inmuebles, sólo en la ciudad de La Paz.