Evo entrega Centro Nacional de Innovación de la Papa en Tarata

Un vivero con plantines del Centro de Innovación.
Foto: MDRyT

 

José Guzmán / Cambio - Edición impresa
El presidente Evo Morales entregó ayer el Centro Nacional de Innovación de la Papa en el municipio de Tarata, provincia Esteban Arce de Cochabamba, que permitirá mejorar e incrementar la producción de ese tubérculo.

Dicho centro garantiza la generación de 192 mil vitroplantas por año y 14 mil kilogramos de semilla prebásica de variedades de papa nativa y de uso industrial, y beneficia directamente a 1.078 familias que se dedican a estos cultivos.

Morales explicó que, de acuerdo con datos del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, mediante este centro se incrementará —por ejemplo— la producción de la papa huaycha de seis a ocho toneladas por hectárea, y de la holandesa de 10 a 14 toneladas por hectárea. 

Dijo que mejorar la calidad e incrementar la cosecha de ese tubérculo es un paso más hacia la soberanía alimentaria del país. Además que es una forma de combatir al contrabando porque de ese modo la población no buscará la papa que llega de otra nación, sino la boliviana.

“Lo primero que hay que hacer es que la producción  sea competitiva, algunos países utilizan la tecnología y por eso producen más. Por eso tenemos que producir más, no solo para alimentarnos, sino también para exportar”, aseveró durante el acto de entrega.

“Mejorando la producción se combate al contrabando, (…) pero no solo eso, también hay que abaratar el costo de la papa”, agregó.

La nueva infraestructura está equipada con materiales e insumos de laboratorios de última tecnología, maquinaria agrícola y vehículos. Asimismo, cuenta con laboratorios de micropropagación, almacenes, sistema hidropónico, invernadero, casa malla y oficinas administrativas.

El ejecutivo de la Federación Única de Trabajadores Campesinos de Cochabamba (FSUTCC), Jhonny Pardo, indicó que el centro además se utilizará para realizar talleres de capacitaciones a productores y técnicos.

Kim Hak Jae, embajador de Corea del Sur en Bolivia, dijo que el proyecto tuvo un costo de $us 3,5 millones, financiados por el Gobierno de su país.

“El mejoramiento de productos —agrícolas— hoy es indispensable para la seguridad alimentaria. Me siento orgulloso de la cooperación que brinda mi país para que Bolivia logre su soberanía alimentaria”, expresó.

“Esperamos que en un futuro cercano podamos seguir contribuyendo al desarrollo del Estado Plurinacional. Estos proyectos refuerzan los lazos de hermandad entre Bolivia y Corea del Sur”, acotó.

El gobernador de Cochabamba, Iván Canelas, indicó que el Centro de Nacional de Innovación de la Papa es un proyecto que forma parte de un plan para industrializar este tubérculo.

“Este proyecto no está suelto, todo se planificó con anterioridad. Se construyeron sistemas de riego, caminos y ahora este centro; y está en construcción el centro de industrialización de la papa”, dijo.

Aseguró que ya se coordina con las regiones andinas productoras del tubérculo, de modo que cuando opere el centro de industrialización esté garantizada la materia prima para elaborar diversos productos derivados de la papa.

El Presidente agradeció a Corea del Sur por el apoyo al agro nacional y destacó que sea una cooperación desinteresada y sin poner condiciones a Bolivia.

A su turno, el presidente de la Asociación de Municipios de Cochabamba (Amdeco), Héctor Arce, declaró que espera que este tipo de proyectos se amplíen para mejorar los cultivos de otros productos y frutos, no solo en Cochabamba, sino en todo el país.