Chinook e Ilyushin inician operaciones en zonas de San Ignacio y Puerto Suárez

Técnicos de la aeronave de dos hélices se preparan.
Foto: Roberto Medina

 

Roberto Medina / Enviado Especial - Edición impresa
El helicóptero CH-47 Chinook de doble hélice, que tiene una capacidad de descarga de 12 mil litros de agua, y el avión ruso Ilyushin iniciaron ayer operaciones de mitigación de los focos de calor en la Chiquitania. Ambas aeronaves son consideradas las más grandes del mundo junto al SuperTanker.

“Mientras haya agua cerca de los focos de calor las descargas serán más constantes y efectivas. Para ello es importante sobrevolar toda la zona”, explicó el capitán del Chinook, Pablo Montero.

El equipo de trabajo de la aeronave está compuesto por cuatro tripulantes norteamericanos, dos pilotos y dos técnicos, en tanto que el capitán Montero coordina las labores aéreas.

“Todo el operativo dependerá de la situación y de las distancias a recorrer porque si hay una fuente cercana haremos más descargas ya que cerca tendremos el combustible para reabastecernos, pero si el agua está escasa nos va a limitar para el traslado”, añadió.

El helicóptero Chinook cuenta con un bambi bucket que puede cargar hasta 12 mil litros de agua en un minuto y medio máximo, siempre y cuando el embalse tenga al menos un metro y medio de profundidad.

“Acá cerca tenemos la represa de Guapomó de donde podríamos abastecernos de agua en todo momento, pero al parecer los focos de calor más importantes están un poco alejados”, dijo.

En ese contexto, el comandante de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, confirmó que el helicóptero CH-47 Chinook de doble hélice inició la descarga de agua entre Las Piedras y Campamento (San Ignacio de Velasco), y que una vez que se apaguen las llamas en ese punto se dirigirán hasta El Palmar, cerro Manomo y Pailitas. 

“Lo interesante es que ya está en operaciones y se trata de un instrumento importante porque puede cargar entre 10 mil y 12 mil litros de agua”, sostuvo.

Asimismo, dijo que el avión ruso Ilyushin inició operaciones en el sector denominado Fin del Mundo del municipio Puerto Suárez, donde en las últimas horas se reportaron incendios de magnitud.

Kaliman destacó que con el apoyo de esas dos aeronaves más el SuperTanker existe “mayor tranquilidad” porque se mantienen las operaciones aéreas en tres comandos como son Puerto Suárez, Concepción y San Ignacio de Velasco.

OTRAS AERONAVES
Por otra parte, Montero manifestó que arribarán a San Ignacio los dos helicópteros rusos Sikorsky S-61, que fortalecerán las operaciones de descargas de agua en las áreas con más incendios.

“Con los tres helicópteros, además del avión SuperTanker, que transporta hasta 75 mil litros de agua, estamos seguros de que será más efectivo el trabajo de lucha contra los incendios porque estamos hablando de aeronaves de gran potencia para sofocar el fuego”, afirmó.

EXPERTA EN MECÁNICA
El correcto funcionamiento y el mantenimiento constante del helicóptero Chinook de doble hélice depende en gran medida de Abygail, una experta norteamericana en mecánica de aviación que ensambló algunas partes de la aeronave en el Aeropuerto Internacional Viru Viru de Santa Cruz.

Con la ayuda de una traductora, Abygail contó que desde hace siete años trabaja en el mantenimiento de helicópteros, dos de ellos Chinook.

Aseguró que en todo momento está pendiente de la aeronave para reparar lo que se requiera a fin de que cumpla su cometido con un 100% de efectividad.

La experta expresó su confianza en que el uso del Chinook será de mucha ayuda porque, al contrario del SuperTanker, puede quedar suspendido en el aire para precisar el sector donde dejará caer el agua.