Morales: El paro cívico “es el mejor homenaje a la dictadura de Banzer”

Las tropas del Ejército trasladan a detenidos a los cuarteles.
Foto: Archivo

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa
Hoy se cumplen 48 años del cruento golpe de Banzer, y ante la decisión de algunos comités cívicos de declarar esta jornada un paro de 24 horas, el presidente Evo Morales dijo ayer que cumplir esa medida “es el mejor homenaje” a la dictadura banzerista. 

“Ellos dicen paro el 21 de agosto, pero es el mejor homenaje al general Banzer, al golpe de Estado de 1971, siento que algunos militantes de la derecha están siendo engañados por sus dirigentes, llevando un paro el 21 de agosto para hacer homenaje a la dictadura”, dijo ayer el Jefe de Estado en un acto en Sucre, donde realizó la entrega de equipo médico.    

Grupos opositores a la repostulación del presidente Evo Morales determinaron organizar un paro cívico indefinido desde el 10 de octubre, y en esa línea convocaron a un paro hoy 21 de agosto.

“Algunos de sus dirigentes están engañando a los opositores. ¿Qué es 21 de agosto? Es el golpe de Estado de Hugo Banzer Suárez, hacer paro el 21 de agosto es un homenaje al golpe de Banzer, a la dictadura y no a la democracia”, reiteró la primera autoridad del país.

 

Apoyo del MNR y FSB 
Banzer se instaló en el gobierno después de un sangriento golpe, con el respaldo del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), liderado por Víctor Paz Estenssoro, y Falange Socialista Boliviana (FSB), por Mario Gutiérrez. 

El Informe sobre las desapariciones forzadas en Bolivia, elaborado por la Asociación de Familiares de Detenidos, Desaparecidos y Mártires por la Liberación Nacional (Asofamd), refiere que entre 1971 y 1978 hubo un total de 76 desaparecidos identificados plenamente: 33 en territorio boliviano, 35 en la Argentina y 8 en Chile por la aplicación del Plan Cóndor.  La dictadura causó al menos 468 muertes, 3.059 detenidos y 1.922 confinados y exiliados. Mientras que las aprehensiones sin orden judicial se estiman en más de 14.000 personas que fueron interrogadas, la mayoría a través de torturas.

Gonzalo Trigoso, abogado y exministro de Trabajo, manifestó que la doctrina de seguridad nacional diseñada por Estados Unidos fue aplicada por Banzer para derrocar al gobierno del general Juan José Torres, que nacionalizó la mina Matilde, expulsó al Cuerpo de Paz de Estados Unidos y adoptó medidas de corte popular con importante respaldo ciudadano.  

Trigoso explicó que el Plan Cóndor prevaleció en la región  en la década de los 70, con las dictaduras en Brasil, Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay. Posteriormente, en la época neoliberal, numerosos izquierdistas se incorporaron a los partidos de la derecha. 

El Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR) se funda para combatir a Banzer, pero años después “cruza ríos de sangre” y se alía con ADN, viabilizando que Jaime Paz Zamora sea presidente (1989-1993), y luego Banzer (1997-2001).