Quintana entrega panadería a personas con discapacidad

Miembros de Acripdis muestran felices el pan elaborado en los nuevos equipos.
Foto: Ministerio de la Presidencia

 

Cambio - Edición impresa
El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, entregó el domingo una panadería artesanal y un horno industrial a la Asociación Cristiana de Personas con Discapacidad (Acripdis) de la ciudad de Montero, en Santa Cruz.

“Para nosotros es una enorme satisfacción inaugurar proyectos de esta naturaleza para las personas con discapacidad. Tenemos un mandato como ministerio para administrar, dirigir, gestionar proyectos productivos para personas con discapacidad. Tenemos el mandato del presidente Evo (Morales) para darles apoyo incondicional”, manifestó durante el acto de entrega.

La autoridad, que usó el atuendo de quienes preparan pan todos los días y que además degustó el producto elaborado, aseguró que esa cartera de Estado está disponible las 24 horas del día para atender a las organizaciones de personas con discapacidad con el objetivo de otorgarles su colaboración.

“Piensen este dato queridos hermanos, hermanas, las personas con discapacidad no solamente tienen sus federaciones,   sus asociaciones, su confederación, las personas con discapacidad tienen su ministerio, el Ministerio de la Presidencia, que tiene que ser utilizado de la mejor forma posible”, sostuvo. 

Añadió que el despacho de la Presidencia está al servicio de este sector de la población con políticas como la dotación de viviendas sociales, la otorgación de ayuda técnica, promover proyectos de desarrollo productivo o transferir los bienes incautados al contrabando y destinarlos a las asociaciones y ponerlos a su disposición. 

Quintana consideró que es bueno recordar no solo esta disponibilidad de recursos materiales que se tienen para las personas con discapacidad, sino que es la primera vez en toda la historia de Bolivia que el país tiene una Constitución Política que reconoce, protege y promueve los derechos de ese sector de la población.

“Esa Constitución Política del Estado no tiene miedo de otorgar todos los derechos que sean necesarios para proteger la salud, la educación, el bienestar de las personas con discapacidad. No tenemos miedo y vamos a sacar recursos de donde sea necesario para que la gente ejerza esos derechos”, expresó. 

El artículo 70 de la norma constitucional señala que toda persona con discapacidad goza de los siguientes derechos: a ser protegido por su familia y por el Estado, a una educación y salud integral gratuita, a la comunicación en lenguaje alternativo, a trabajar en condiciones adecuadas —de acuerdo con sus posibilidades y capacidades con una remuneración justa que le asegure una vida digna— y al desarrollo de sus potencialidades individuales.

Según el ministro, persiste un segundo elemento que no solo tiene que ver con el hecho de que haya una Constitución, leyes, decretos, normas y bonos que protegen a las personas con discapacidad, sino que existe un compromiso, una vocación, una voluntad política para que esas leyes se conviertan en derechos reales, objetivos “y esa persona que consagra esas normas y las traduce en voluntad política es nuestro presidente Evo Morales”.

En este contexto, dijo que Bolivia podría tener las mejores leyes del mundo, las mejores tecnologías, pero si una persona no encarna el dolor, el sacrificio, el esfuerzo que sufre cada persona, cada familia, no sirven de nada esas leyes, sobre todo si no se tiene un liderazgo con corazón, con sensibilidad, que comparta el dolor, el sufrimiento, el sacrificio de la gente que está al lado de las personas con discapacidad, de los padres, de los tutores, pero particularmente de las madres que son las que más sufren.

“Por eso nuestra admiración, nuestro respeto, nuestro cariño a esas personas que están detrás de cada persona con discapacidad porque le entregan su esfuerzo, su sacrificio, le entregan una cuota de verdad, de humanidad, para que esa persona pueda sonreír, para que tenga lo mínimo y así pueda subsistir, para que pueda moverse, ejercer su condición humana. Por eso, queridos compañeros, esos dos elementos son fundamentales para entender por qué estamos acá”, sostuvo la autoridad.