Arce: La inversión pública garantiza el crecimiento

Foto: APG
La nueva fábrica estatal de cemento, instalada en el departamento de Oruro.

 

Maribel Condori Monrroy / Cambio

El crecimiento de Bolivia está garantizado con la inversión pública, que se constituye en el motor del Modelo Económico Social, Comunitario y Productivo (MESCP), vigente desde 2006, afirmó el ministro de Economía, Luis Arce.

La autoridad explicó que la inversión pública “se constituye en la locomotora del crecimiento económico del país”, por lo que el Gobierno continuará destinando recursos para obras estratégicas que beneficien a la población boliviana. 

“El crecimiento en Bolivia está garantizado, no por la Inversión Extranjera Directa, sino por la inversión pública, que es el nuevo motor que hemos puesto en vigencia desde 2006, que nos ha dado el resultado de estar seis años en primer (lugar en) crecimiento”, dijo Arce la semana anterior, en entrevista con la Red Bolivisión.

En esa línea, señaló que el Gobierno nacional destinó importantes inversiones, por ejemplo, en obras como la red de teleféricos en la urbe paceña, la renovación de la autopista La Paz- El Alto, la construcción de las modernas fábricas de vidrio y cemento en los departamentos de Chuquisaca y Oruro, que benefician a la población boliviana.  

“Tenemos colas de camiones tratando de comprar el cemento de la nueva fábrica que acabamos de inaugurar en Oruro (…), esto desmiente todas esas afirmaciones de que las inversiones están mal hechas”, sostuvo.

Explicó que en gobiernos neoliberales, el motor del crecimiento era la Inversión Extranjera Directa (IED), con la privatización de las empresas estatales, como YPFB, Entel, entre otras que hoy retornaron al Estado.

“Nosotros desde 2006 cambiamos el motor del crecimiento económico (…) Para ellos (gobiernos del periodo neoliberal) era importante la IED porque era el motor del crecimiento”, manifestó la autoridad de Economía.

Bolivia incrementó el flujo de la inversión extranjera Directa desde 2006

El Ministro de Economía indicó que durante el período neoliberal, entre 1998 y 1999, Bolivia recibió $us 1.024 millones de la Inversión Extranjera Directa (IED), pero “privatizando YPFB, Entel, todas las empresas públicas”.

De acuerdo con los datos oficiales, en 2006 Bolivia registró $us 281 millones de la IED, mientras que para 2012 este ingreso de recursos se incrementó a $us 1.750 millones.

“En nuestro gobierno hemos llegado a 1.750 millones de dólares (en un año), Bolivia recibió este período una mayor inversión extranjera, aquí está el dato positivo que no lo mencionan los medios de comunicación”, manifestó el ministro Arce.

La IED en el Estado boliviano bajó de $us 712 millones en 2017 a $us 316 millones en 2018, señala un reciente informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

“Bolivia va a empezar a recuperar esos niveles de IED que evidentemente han caído entre 2017 y 2018 de 712 millones a 316 millones de dólares (…) lo que hay que ver es la tendencia del trimestre de este año, donde se está revirtiendo la IED con datos de la propia Cepal”, explicó Arce.

Al primer trimestre de 2019, la IED alcanzó a $us 53 millones, mayor que en similar período de 2018, cuando se registró un flujo negativo de $us 16 millones; es decir, que hubo un crecimiento de $us 69 millones (431%), informó el Ministerio de Economía la semana pasada en un comunicado de prensa.

En su reciente informe, la Cepal destacó los acuerdos que el Estado boliviano alcanzó para desarrollar el proceso de industrialización del litio, suscritos en 2018 entre Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) y dos empresas internacionales, una de Alemania y otra de China.