Heroínas de la Coronilla

*Revista 7Días

Desde 1927, cada 27 de mayo en Bolivia se celebra el Día de la Madre Boliviana en homenaje a las valerosas mujeres cochabambinas que lucharon por la independencia del país en la denominada Batalla de la Coronilla, mayo de 1812.
En honor a este acto valeroso, el 8 de noviembre de 1927 se decretó mediante ley la celebración a las mamás bolivianas que día a día muestran su entrega y amor a sus hijos con una dedicación inigualable.
En su único artículo, esta ley indica que se le debe rendir honores a la madre en todos los colegios e instituciones educativas, al igual que visitar los monumentos conmemorativos. Es así que mayo se convierte en el mes de las madres.

LAS VALEROSAS MUJERES
Luego de los levantamientos armados que se produjeron en La Paz, Chuquisaca y Oruro a partir de 1809, Cochabamba debía seguir el paso de sus hermanos vecinos con el fin de derrotar a los españoles, que en ese entonces estaba comandado por el general realista José Manuel de Goyeneche (1760-1814).
Fueron las mujeres quienes se atrincheraron en la punta de la colina San Sebastián, en el lugar conocido como La Coronilla, que ahora es parte del centro de la ciudad de Cochabamba, para enfrentar al ejército realista, que finalmente las venció.
El general argentino Manuel Belgrano se enteró de la masacre a través del informe del soldado Francisco Turpín, perteneciente a la Primera Compañía de Fusileros del Regimiento Nº6. El mismo Belgrano, que en 1812 se encontraba en la ciudad de San Salvador de Jujuy dirigiendo el ejército del Norte, transmitió a Buenos Aires el único documento que a la fecha da fe del holocausto y sacrificio de las mujeres cochabambinas en La Coronilla.
El informe del soldado patriota Francisco Turpín:
Todas las noches, a la hora de la lista, un oficial de cada cuerpo militar preguntaba en voz alta: “¿Están presentes las mujeres de Cochabamba?”. Y otro oficial respondía: Gloria a Dios, han muerto todas por la patria en el campo del honor”.
¡Gloria a las cochabambinas que han demostrado con un entusiasmo tan digno, que pase a la memoria de las generaciones venideras!
“Ellas han dado un ejemplo que debe excitar, señor excelentísimo, los sentimientos más apagados por la patria, y estoy seguro de que no será el último con que confundan a las de su sexo que, alucinadas, trabajan en contra de la causa sagrada, y aun a los hombres que prefieren la esclavitud, por no exponer sus vidas para asegurar nuestros justos derechos”, reza el informe de ( 4 de agosto de 1812).
Actualmente, en el lugar de la batalla, la colina San Sebastián, se erigió el monumento a la Batalla de la Coronilla. Está hecho de bronce, mide 6 metros de alto y 2 metros de ancho. La figura representa a tres mujeres, dos niños, un anciano y en el centro está Manuela Gandarillas, quien, según la historia, encabezó la batalla. En la parte superior del monumento se encuentra una imagen de Cristo.
Fue en 1925 cuando la prominente Sara de Ugarte, esposa del expresidente Daniel Salamanca, impulsó un movimiento cívico para recaudar fondos, siendo ella una de las principales financiadoras, para la construcción de un monumento en memoria a las Heroínas de La Coronilla.
L a obra fue encargada al artista Pietro Piraino, en Roma, quien trabajó con su discípulo, el escultor cochabambino Alejandro Guardia. Así el monumento fue inaugurado el 6 de agosto de 1926. Un año después, en 1927, un decreto supremo del presidente Hernando Siles instituyó el 27 de Mayo como Día de la Madre en Bolivia en homenaje a las heroínas luchadoras.
(Agencias)

Perfil
Las madres se levantan temprano y duermen tarde porque se dedican a las tareas del hogar y la atención de sus hijos.
Inculcan a los hijos valores morales y éticos, el amor al prójimo, además de la practica la bondad, además de la tolerancia y el respeto.
Son pacientes, no importa si están enfermas, aún así continúan realizando actividades en su trabajo y en el hogar.
Es la que siempre estará al lado de su hijo o hija, sin importar las dificultades.