La causa del Silala requiere el aporte de todos los bolivianos

Foto: Gonzalo Jallasi
Martínez tiene la misión de estructurar la demanda sobre las aguas del Silala.

René Martínez Callahuanca
Secretario General de la Dirección del Silala
Desde su posesión, el lunes, René Martínez está abocado a armar los equipos técnico y jurídico que conformarán la Dirección Estratégica de Defensa de los Manantiales del Silala y Todos los Recursos Hídricos en Frontera con Chile.
Martínez, abogado, expresidente de la Cámara de Senadores y exviceministro de Justicia Indígena Originario Campesina, dijo a Cambio que no puede establecer el plazo en el que estará lista la demanda que se planteará contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), sin embargo, para lograr este objetivo demandó despojarse de mezquindades y entre todos “modifiquemos, construyamos visiones de comportamiento para poder seguir aportando en la construcción y el avance de la consecución para llegar a buenos derroteros en los niveles de dirección del Silala”.
¿Qué nivel de coordinación se establecerá entre la Dirección Estratégica del Silala y Diremar?
El decreto de creación de esta nueva institución marca un nivel de coordinación del Consejo Nacional, que incluye a nuestras principales autoridades, como el Presidente, Vicepresidente, Canciller, Vicecanciller, con las dos direcciones de defensa estratégica: Diremar y el tema Silala.
¿Qué tipo de relacionamiento se establecerá con la Gobernación de Potosí?
Han habido avances de actividades e iniciativas valiosas por parte del Gobernador de Potosí, de la Asamblea Departamental, de sus autoridades cívicas, que pueden significar un verdadero aporte a este desafío del Estado. Estamos frente a un compromiso de una tarea de Estado, donde el interés de todos los bolivianos va a estar en coherencia de llegar a resultados positivos porque entendemos que la defensa de recursos naturales no es una defensa de sí por sí, sino sobre todo por la recuperación y ejercicio soberano de estos recursos, que nos permitan el buen uso y mejorar las condiciones de vida para todos los bolivianos. Eso supone un aporte que pudiera hacerse de manera regional y ojalá el espíritu de toda la potosinidad se amplifique más en una visión constructiva, antes que ver temas secundarios que no estén entendiendo este desafío.
¿Cómo ha recibido la reacción de algunos sectores, entre ellos de los cívicos de Potosí, a su designación, que observan que sea un chuquisaqueño y no un potosino quien dirija la entidad?
Positivamente en la mayoría de las voces. He recibido llamadas de todo el país, de estudiosos y profesionales en la materia, de entidades cívicas, nos muestran que hay un sentimiento nacional de apoyo a la Dirección, hay excepciones, no las podemos negar, se han ventilado a través de los medios de comunicación; más allá de eso, prefiero que todos tengamos la capacidad de profundizar la participación del Estado y sumarse a la mayoría del colectivo nacional que está en el seguimiento de la defensa marítima y ahora de nuestros recursos hídricos.
¿Qué mecanismo se aplicará para proceder a la conformación del equipo jurídico y técnico de la Dirección del Silala?
Hay un procedimiento que ha adoptado Diremar, tenemos esa ventaja, está abierta a los bolivianos que tengan experiencia por ser receptores de documentación o porque han hecho trabajos de investigación que puedan tener un acercamiento directo, no hay ninguna forma cerrada. Al hacer la valoración se sistematizarán los aportes de los dos equipos multidisciplinarios con el Gobierno para tomar determinaciones, respetando el nivel jerárquico en el que se encuentra la Dirección.
¿Cómo evalúa la reacción del Gobierno chileno sobre la demanda por el Silala?
Son tiempos distintos, me quedo con la palabra del compañero Presidente: este siglo no marca la resolución de conflictos bélicos. Hay un gran avance de la diplomacia de los pueblos, del acercamiento, del diálogo, del comportamiento, de la buena vecindad y que tengan propuestas útiles de resolución de buena fe en los marcos que rigen la normativa internacional. Creo que va a ser la ruta siempre buscando formas de resolución pacífica, que son tanto acercamientos de manera directa o la posibilidad de llegar a estrados jurídicos internacionales. No se contradicen, siempre están en el marco de estas formas de resolución pacífica en coherencia con nuestra Constitución, al habernos declarado Estado pacifista.
¿Cuándo le gustaría comunicar al pueblo boliviano que está lista la demanda del Silala?
Mis expectativas serían en el menor tiempo posible, pero la realidad manda de que hay que agotar muy responsablemente un cronograma de actividades, una cronología de antecedentes. En cuanto a la evaluación de tiempos, van a ser estas instancias colegiadas las que señalen el norte y los alcances, esperando todos tener resultados en bien de todos los bolivianos y todas las bolivianas, no sólo de los que vivimos aquí, ya que también se respira dignidad en quienes viven en el exterior y abrazan este sentimiento de bolivianidad.
¿Qué atención merecerán los otros recursos hídricos?
No vamos a discutir particularidades que puedan afectar de manera anticipada una estrategia de defensa, mucho más si es que desarrollarse y agotarse primero por vía de acercamientos, de diálogos, de otras instancias ante la eventualidad de llegar a una demanda internacional, como lo había señalado el Presidente. Este hecho nos obliga a tener la responsabilidad con la confidencialidad de los temas de la evaluación de documentos y sobre todo de decisiones que tienen que ser más internas, temas de Estado en su definición y contenidos para resguardar y llegar a buenos derroteros, como estamos esperando.
Por último, doctor Martínez, ¿conoce el Silala?
Sí, estuve dos veces, una como presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara de Senadores, cuando además visité el puesto militar que tenemos en esa zona, y luego fui con mi familia, pero nunca imaginé estar en estas funciones. Trabajaremos hasta lograr el ejercicio pleno de soberanía de las aguas del Silala.