Gobierno vuelve a convocar a los galenos para dialogar

La autoridad del área muestra la respuesta enviada al Colegio Médico de Bolivia.
Foto: Ministerio de Salud

Cambio - Edición impresa
La ministra de Salud, Gabriela Montaño, volvió ayer a convocar a los profesionales del Colegio Médico de Bolivia a retornar a la mesa de diálogo para hallar soluciones a su pliego petitorio de cinco puntos. 

“Tenemos toda la disposición, pues creemos que el diálogo nos garantiza encontrar soluciones. El escenario del diálogo no debería dilatarse. Cuando haya voluntad de los médicos volveremos a sentarnos a dialogar”, declaró la ministra Montaño en conferencia de prensa. 

La autoridad convocó al Colegio Médico de Bolivia para ayer a las 10.30 en la ciudad de La Paz, pero los galenos no se hicieron presentes. 

El lunes 12, el Colegio Médico de Bolivia y la Comisión Nacional de Salud (Conasa) determinaron realizar un paro general indefinido desde el lunes 19, porque consideran que el Ministerio de Salud no les ofrece “soluciones concretas” a sus demandas.

Pero la ministra Montaño dijo ayer que el Gobierno respondió por escrito al pliego de los galenos y  mostró “total predisposición” para encontrar soluciones a sus planteamientos. 

Así, explicó que respecto al pedido de institucionalización, el Gobierno está de acuerdo con llamar a convocatorias públicas, pero con un mecanismo que garantice la estabilidad laboral de 2.940 profesionales y técnicos en salud, que hasta el momento trabajaban en los hospitales de tercer nivel con contratos. 

El Gobierno está entregando ítems a ese personal, en actos que se celebran en cada región, y los profesionales que los reciben mostraron su satisfacción y agradecimiento porque les garantiza estabilidad laboral y acceso a beneficios sociales que antes no tenían. 

Montaño manifestó ayer que continuará entregando los memorandos en los departamentos que faltan. Hasta el momento se dieron en La Paz, Cochabamba, Potosí, Tarija y Beni. 

Con relación al segundo punto, dijo que el Gobierno ofreció a los médicos que participen en la elaboración del reglamento de la Ley 1189, que declara prioridad la construcción de 67 establecimientos médicos para la Caja Nacional de Salud (CNS). El Colegio Médico de Bolivia pidió  que se abrogue esa norma. 

Ella autoriza a la aseguradora contratar la construcción de esos centros médicos bajo la modalidad llave en mano, con la finalidad de agilizar el proceso que actualmente demora más de 10 años. La Caja gastará unos 3.000 millones de bolivianos de los más de 6.000 millones de bolivianos que tiene en caja y bancos. 

Respecto al tercer punto, los colegiados piden participar en la elaboración de la Ley del Cáncer; sin embargo, Montaño advirtió ayer que esta norma ya fue consensuada con los actores directos que son las asociaciones de pacientes con cáncer y padres de niños con ese mal. 

Actualmente, la norma se trata en la Cámara de Diputados. 

El punto cuarto demanda que los médicos sean incorporados en la Ley General del Trabajo y la respuesta del Ministerio de Salud fue que debe analizarse las implicancias financieras de esa solicitud, es decir cuál sería la carga económica para el sistema de salud. 

Finalmente, la ministra  aseguró que para el Gobierno sí es una prioridad nacional la salud, como demandan los galenos; tanto que ahora, recordó, se está invirtiendo en el área más que en ninguna otra gestión de gobierno.