Bolivia y Perú fortalecen la lucha anticontrabando

El viceministro Gonzalo Rodríguez.
Foto: ABI

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa
El representante del Grupo de Trabajo Multisectorial de Perú, Adolfo Bernui, destacó el uso de la tecnología en el control fronterizo entre Bolivia y Perú, que bajó de manera considerable el contrabando en la zona altiplánica común.

“Bolivia se potencia con drones y otras tecnologías para mejorar el control de la frontera, y en Perú tenemos satélites, entonces estas reuniones son muy importantes porque establecemos mecanismos de cooperación conjunta para disminuir los crímenes transnacionales”, señaló ayer Bernui en la inauguración de la X Reunión de la Comisión Bilateral Perú-Bolivia de Lucha contra el Contrabando, en La Paz.

Enfatizó que en el caso de Bolivia, con el uso de dispositivos para la comunicación satelital, la adquisición de visores nocturnos, vehículos de última generación, entre otros, se desarticularon bandas delincuenciales que cometen diversos delitos entre un país y otro.

“Las acciones conjuntas permitieron la disminución sustancial del contrabando, que daña nuestras economías. Este delito transnacional afecta las cajas fiscales, reduce el crecimiento fiscal de los países, daña a la seguridad nacional y genera pobreza”, manifestó.

Los operativos que realizan Bolivia y Perú posibilitaron un control más eficiente en la línea de frontera y la incautación de motorizados con mercadería ilegal, principalmente de frutas y verduras, que dañan la producción de los dos países.

Al respecto, el viceministro de Lucha contra el Contrabando, Gonzalo Rodríguez, resaltó la importancia de establecer relacionamientos con Perú para tener una estrategia paralela, es así que en el primer semestre del año se incautaron 1.300 toneladas de alimentos y frutas, más de 10 mil litros de bebidas que ingresaron por Perú y una cantidad similar de combustibles que salieron de Bolivia.

Rodríguez recordó que en años anteriores, el país era invadido por las denominadas ‘culebras’, que eran caravanas de camiones con mercadería ilegal; sin embargo, en años recientes “se convirtieron en culebritas” que son detectadas con mayor frecuencia.

“Ese es el resultado del trabajo conjunto con Perú que lastimosamente no se realiza de igual manera con Chile”, aseguró.

Prevención
Bernui agregó que el contrabando, la piratería y la falsificación tienen que ser disminuidos porque son problemas a escala mundial; en ese sentido, consideró que no solo se deben aplicar castigos, sino que es más importante la prevención.

“La educación es fundamental para que los comerciantes y la población sepan en qué medida afecta este delito las economías de Bolivia y Perú”, aseveró.

El encuentro binacional concluirá hoy por la tarde con la lectura del acta de las conclusiones de los temas abordados en ocho mesas de trabajo.