Macri anuncia medidas ante debacle electoral

El Jefe de Estado argentino explica a los periodistas las nuevas acciones que decidió implementar.
Foto: Xinhua

 

TELESUR/ Cambio - Edición impresa
El presidente argentino, Mauricio Macri, anunció ayer un nuevo paquete de medidas económicas luego de que fue derrotado en las elecciones Primarias Abiertas, Simultaneas y Obligatorias (PASO) del 11 de agosto.

El reciente anuncio del mandatario argentino fue interpretado por medios locales como una estrategia política para recuperar el voto perdido, principalmente de la clase media de ese país; no obstante, estiman que las medidas son insuficientes ante la devaluación de al menos 25% de la moneda en los últimos días.

El mandatario pidió “disculpas” por sus declaraciones durante la conferencia de prensa del lunes, cuando responsabilizó a la oposición, encabezada por la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, y a quienes votaron por esa opción, por lo ocurrido a la economía argentina y la subida del dólar. El mandatario afirmó que “el problema mayor que tenemos es que la alternativa al gobierno, la kirchnerista, no tiene credibilidad en el mundo. No tiene la confianza necesaria para que la gente venga e invierta en el país”.

“Sé que fue difícil, y que están cansados, pero vamos a salir de esta, como salimos muchas veces. Estoy acá para pelear por ese futuro que merecemos”, expresó Macri.

No obstante, las medidas no llevan a un alivio al pueblo argentino, ya que solo serán aplicadas por dos o tres meses, mientras Macri se vuelva a medir en las elecciones generales del 27 de octubre.

El mandatario argentino extendió su intención de diálogo con los sectores contrarios a su gestión, destacó que deberían verse como rivales en democracia y no como enemigos. En las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 de agosto, Mauricio Macri logró solo el 32,08% de votos frente a Alberto Fernández, quien alcanzó un 47,65% de preferencia de cara a las elecciones presidenciales del 27 de octubre, lo que generó la debacle económica.

PIDE DIÁLOGO 
Además, Macri informó que llamó a su principal rival de las elecciones de octubre, Alberto Fernández, para hablar sobre la inestabilidad económica en el país e intentar llevar tranquilidad a los mercados. “Recién tuvimos una buena y larga conversación telefónica con Alberto Fernández. Él se comprometió a colaborar en todo lo posible para que este proceso electoral, y la incertidumbre política que genera, afecte lo menos posible a la economía de los argentinos”, precisó Macri en un mensaje en las redes sociales.

De acuerdo con el mandatario, el candidato presidencial por el Frente de Todos “se mostró con la vocación de intentar llevar tranquilidad a los mercados respecto a los riesgos de una eventual alternancia en el poder y quedamos en mantener una línea abierta directa entre los dos”, informó.