Entrada de Urkupiña rompe la rutina y desborda alegría

Las danzas tradicionales formaron parte de la celebración.
Foto: Cambio

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa
Con la participación de más de 40 mil bailarines, ayer se realizó en el municipio de Quillacollo la entrada folklórica de la Festividad de la Virgen de Urkupiña, que congregó a visitantes nacionales e internacionales.

La tercera fiesta folklórica a nivel nacional —luego del Carnaval de Oruro y del Gran Poder en La Paz— deleitó durante al menos ocho horas a los espectadores con el paso de 79 fraternidades que recorrieron más de 13 km de las calles céntricas. 

De acuerdo con estimaciones del municipio de Quillacollo, cerca de un millón de personas llegadas de todo el país participan en la festividad, que se prolongará con diversas actividades hasta el sábado. Asimismo, se informó que más de 8.675 efectivos policiales fueron desplegados en tareas de control.

En el marco de la tradición, la fiesta comenzó en horas de la mañana con la procesión de la imagen de la Virgen de Urkupiña, que fue seguida por autoridades nacionales, departamentales y municipales.

“Esta fiesta representa la esperanza de todos los bolivianos de que nuestra economía siga estable, de que nuestras familias tengan el trabajo que ellas buscan, que tengan salud en sus hogares y la unidad familiar”, manifestó el alcalde de Quillacollo, Willy López, en el acto de  inicio de la entrada.

“Ya tenemos delegaciones de Jujuy y Salta (Argentina) que están haciendo su paso por Quillacollo. Hacemos la cordial invitación a todos para que sigan viniendo”, agregó sobre el crecimiento de la fiesta valluna.

Según informó ayer el director municipal de Culturas de Quillacollo, Pablo Hinojosa, en sus tres días de duración, la festividad genera un movimiento económico estimado en 150 millones de bolivianos.

La característica de la versión de este año —desarrollada entre la avenida Martín Cárdenas y el templo de San Ildefonso— fue que no se declaró feriado departamental. No obstante, sí se emitió un instructivo de horario continuo. 

La fiesta, integrada por danzas bolivianas como la morenada, el caporal, el tinku, el salay, entre muchas otras, fue transmitida en directo durante toda la jornada por el canal estatal Bolivia TV.