Guatemala después de una resaca

 

Maitte Marrero Canda (PRENSA LATINA) 

Tras la resaca vivida, el medio alternativo Nómada sintetizó el panorama postelectoral con un lapidario título: “Giammattei es el ganador y Guatemala se las verá con un Jimmy 2.0 o un autoritarismo más radical’’.

A diferencia de los periódicos tradicionales, con las portadas tradicionales, valga la redundancia, una crónica del sitio digital ofrece varias pistas de qué se podrá esperar del derechista candidato de Vamos y su programa de gobierno futuro.

Una crónica del día de las elecciones, la víspera, del periodista Jody García, acerca a los guatemaltecos a detalles que otros medios pasaron por alto cuando el propio Giammattei se proclamó vencedor ante la prensa convocada para oficializar el momento, mucho antes de que lo hiciera el Tribunal Supremo Electoral.

“Desde que se contabilizó el 1,08% hasta el 99,6%, la tendencia fue la misma. Empezó con 56% y terminó con 57%, 1,8 millones de votos, frente a Sandra Torres (UNE), que terminó con 41% o 1,3 millones, la misma cantidad que cuando fue derrotada en segunda vuelta hace cuatro años por Jimmy Morales”, advierte García.

“En el staff de Vamos era muy raro encontrar a una mujer. En el hotel (Holiday In, situado en el corazón de la lujosa zona 10) le abrieron paso al candidato entre gritos y bendiciones...”.  

Antes de que llegara, un grupo de mujeres bailaba al ritmo de la Sonora Dinamita. Fueron prácticamente las únicas que subieron a la tarima. Cuando Giammattei se subió al escenario para celebrar su triunfo, estaba acompañado de todo su equipo. Hombre, tras hombre, tras hombre, tras hombre.