Macri veta ley antidespidos y se avecinan conflictos

Foto: ciudadccs.info
El presidente de Argentina, Mauricio Macri, en un acto gubernamental.

Telesur
El presidente de Argentina, Mauricio Macri, dejó sin efecto ayer la Ley Antidespidos después de que fuese debatida y aprobada por el Congreso con 147 votos a favor, tres en contra y 88 abstenciones. Los trabajadores anunciaron movilizaciones.
Durante un acto gubernamental en la empresa avícola Cresta Roja, en la zona sur de Buenos Aires, el mandatario dijo que “aquellos que están en la pobreza son más fáciles de manipular”, y rechazó el proyecto de ley por considerar que este tipo de textos “quieren trabar el progreso” y “no le permiten avanzar”.
“Escuchando y dialogando es la forma, créanme no hay otra forma, este es el camino, por eso hoy en uso de la facultad constitucional veto la ley ‘Antiempleo’, una ley contra argentinos, una ley que demuestra que no confiamos en nuestros futuro”, sostuvo.
Desestimó la Ley Antidespidos porque su gestión impulsó convenios con empresas, las cuales, según él, han firmado compromisos para no despedir personal en los próximos 90 días.
“Por eso hay tantas empresas extranjeras pensando en invertir (...) y cientos de empresas firmaron que no iban a despedir trabajadores por los próximos 90 días, muchos dijeron no sé para qué firmamos esto porque pensamos en tomar gente porque vemos a Argentina con optimismo”, dijo.
A quienes lo acusaron de demagógico, dijo: “No vine acá para hacer lo que a mí me conviene, vine acá para que los argentinos tengan una mejor oportunidad”.
Asimismo, Macri señaló que “este cambio es un eje con el que se tiene que caminar hacia la pobreza cero. Sabemos, insistió, que no es de hoy para mañana, sabemos que hemos heredado una situación difícil: cinco años sin generar empleos de calidad (...) lo bueno es que comenzamos”.
La ley antidespidos tiene el respaldo de las cinco centrales obreras, que denuncian unos 155 mil despidos desde que Macri llegó a la presidencia de Argentina, en un marco de deterioro social con un aumento de la pobreza que llega a 34,5 por ciento de la población, según un estudio de la Universidad Católica.