Aprobación de la gestión y esperanza en el futuro

 

Luego de 13 años de gobierno, la mitad de los bolivianos aprueba la gestión del presidente Evo Morales, considera que su situación económica está mejor que antes y ve el futuro con optimismo y esperanza, según la reciente encuesta nacional realizada por la empresa Ciesmori para el periódico El Deber, de Santa Cruz.  

Este estudio, que puede ser considerado una fotografía del país, fue realizado entre el 12 y 18 de julio. Se efectuaron 2.015 entrevistas en los nueve departamentos del país, con un 2,2% de margen de error.

Ante la pregunta: “¿Usted aprueba o no aprueba la gestión del presidente Evo Morales?”, el 49% (es decir casi la mitad del universo consultado) respondió que “Sí aprueba”. 

En La Paz, Cochabamba, Potosí, Beni, Pando y Oruro se evidencia dicha aprobación en distintos porcentajes.

Sin duda, para este clima de opinión que aprueba la gestión de Morales tiene que ver el sostenido e inocultable crecimiento económico. 

Según informes del Ministerio de Economía, refrendados por instituciones internacionales, entre 2006 y 2018 el producto interno bruto —que son todos los bienes y servicios que genera un país en un lapso— se incrementó en 327%, al pasar de $us 9.574 millones a $us 40.885 millones.

Vale decir que la economía logró ubicarse en primer lugar en 2009 (3,4%), 2014 (5,5%), 2015 (4,9%), 2016 (4,3%), 2017 (4,2%) y 2018 (4,5%); y la inversión estatal se elevó de $us 629 millones en 2005 a $us 6.510 millones para este año.

Según el vicepresidente Álvaro García Linera, sustentado en tres variables (estabilidad social, estabilidad política y desarrollo económico), Evo Morales y los movimientos sociales forman el algoritmo del desarrollo del país.

Además de ello, al crecimiento económico se puede añadir la disminución de la pobreza extrema y la reducción de la desigualdad, entre otros aspectos.  

Gran parte de estos resultados tiene que ver con la decisión asumida por el Jefe de Estado de nacionalizar los hidrocarburos para retener el excedente económico y redistribuirlo en favor del pueblo mediante bonos sociales y rentas.

La redistribución de dicho excedente permite también la inversión de $us 2.000 millones para el Plan de Hospitales, que incluye la construcción de 49 nosocomios. A ello hay que sumar la edificación de tres institutos de medicina nuclear en El Alto, La Paz y Santa Cruz.

Este escenario es claramente percibido por la mayoría de la población que aprueba la gestión de Morales.

La encuesta también menciona a quienes desaprueban la gestión del Presidente (45%), situados en Chuquisaca, Santa Cruz y Tarija.

Por otra parte, el estudio de opinión efectuado por Ciesmori también detecta que a un 80% de la población le fue personalmente bien, muy bien o regular en el último año. 

Esta evaluación positiva se amplía al ámbito familiar, ya que más de la mitad de los consultados (53%) afirma que la situación económica actual y la de su familia está un poco mejor, igual o mucho mejor que hace 12 meses. 

Los consultados (55%) prevén que en los próximos 12 meses su situación económica y la de sus familias será un poco mejor y mucho mejor que en la actualidad.  

Respecto al país, la encuesta indica que casi dos tercios de los entrevistados (67%) considera que la situación económica de Bolivia es regular, buena y muy buena. 

Por otro lado, la misma firma que hizo el estudio informó el domingo que Evo Morales figura en primer lugar en la intención de voto, con 37%, y aventaja con 11 puntos al postulante de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos de Mesa —que logró 26%—, lo que proyecta el triunfo del actual Jefe de Estado en primera vuelta.

 

Ante la pregunta: “¿Usted aprueba o no aprueba la gestión del presidente Evo Morales?”, el 49% (es decir casi la mitad del universo consultado) respondió que “Sí aprueba”.