Ex vicepresidente de Goni propone convertir a YPFB en una empresa mixta

Víctor Hugo Cárdenas, candidato a la presidencia por Unidad Cívica Solidaridad (UCS).
Foto: Internet

 

CAMBIO, ABI

Víctor Hugo Cárdenas, candidato a la presidencia por Unidad Cívica Solidaridad (UCS), dijo este martes que de ganar las elecciones de octubre aplicará un modelo de economía mixta en Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

“Lo que nosotros proponemos es la economía mixta en sectores importantes como el gas, ahí vamos a unir esfuerzos y capitales estatales con inversionistas extranjeros”, declaró Cárdenas, quien fue vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada al igual que Carlos de Mesa. 

El postulante de UCS, quien participó en una reunión de cívicos, fundamentó que en la actualidad la principal empresa del Estado –YPFB- no tiene la capacidad de hacer exploración, perforación y explotación del gas, y que por ello se requiere altas inversiones que las empresas internacionales poseen.

“Vamos a asociarnos en condiciones ventajosas, para los inversores y para Bolivia como empresas mixtas, no es capitalización, es inversión extranjera sumado a la nacional que es escasa, pero existe”, sostuvo.

En su criterio, no se aplicará la inversión extranjera como se lo hizo durante el periodo de la capitalización-privatización (1985-2005) porque las condiciones en las que se hagan negocios serán con el respeto a la soberanía nacional.

“Se va a respetar la soberanía nacional donde ganemos todos. Las inversiones extranjeras no vienen a perder dinero tienen que ganar, ganar racionalmente también los bolivianos. La economía mixta que estamos planteando será con el respeto absoluto de la propiedad privada”, insistió.

Cárdenas fue vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada en su primera gestión (1993-1997), en ese periodo, de acuerdo con el informe de la Comisión Especial Mixta de Investigación de la Privatización y Capitalización se enajenaron 42 empresas estatales.

El ahora candidato de UCS, en su condición de presidente interino de la República de Bolivia, viabilizó la capitalización del Lloyd Aéreo Boliviano (LAB) el 1 de diciembre de 1995 en favor de la empresa brasileña VASP que prometió invertir $us 47 millones, pero que la final solo utilizó 61 certificados MCO (Misellaneus Charges Order) que, de acuerdo con el Código de Comercio, no eran documentos mercantiles válidos.