El relleno de Alpacoma tiene una sobrecarga de 1,6 MM de t de basura

Una vista panorámica de toda el área afectada por el deslizamiento de Alpacoma.
Foto: Marka Registrada

 

Cambio - Edición impresa
Una carta enviada por la empresa de Tratamiento Especializado de Residuos y Servicios Ambientales (Tersa SA) al Sistema de Regulación Municipal (Siremu) alertó el 6 de noviembre de 2018 de que en el relleno sanitario de Alpacoma existía una sobrecarga de 1,6 millones de toneladas de basura.

La nota enviada al entonces director del Siremu, Giovanni Jemio, con CITE: Tersa/GG/363/2018, y a la que tuvo acceso Cambio, señala: “Es necesario realizar una actualización de la licencia ambiental, la cual contemple: la justificación del sobrepeso existente en las celdas, dado que la tabla de calendarización, que es parte del proyecto de diseño adjunto al actual manifiesto, contempla únicamente 1.019.571,18 toneladas, y a la fecha esa cantidad se sobrepasó por completo, ya que se tienen más de 2.600.626,96 toneladas de residuos sólidos dispuestos (datos al 31/10/2018)”.

El 15 de enero, dos meses después de esa misiva, ocurrió el deslizamiento de la macrocelda 4 de ese botadero, lo que dejó al descubierto 200 mil toneladas de basura en descomposición y 10 mil metros cúbicos de lixiviados esparcidos en la pendiente como un líquido negro y maloliente producido en ese depósito.

Este documento deja en evidencia que “el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP) no actuó con responsabilidad en sus acciones, no tomó las medidas correctas”, alertó el fin de semana pasado la viceministra de Medio Ambiente, Cinthya Silva, en una entrevista con la Red ATB.

Agregó: “Esto nos hace sospechar que el desastre (el deslizamiento en Alpacoma) pudo haberse evitado”. 

Otra denuncia que realizó Silva es que al parecer Tersa no conocía el contenido del manifiesto ambiental con el que se tramitó la licencia sino hasta septiembre de 2017.

La misiva del 6 de noviembre dirigida por Tersa a Siremu señala: “Como es de su conocimiento, mediante nota Siremu.OF.JUSACE.0723/2017 de fecha 07 de septiembre de la gestión 2017, en respuesta a nuestra solicitud, se nos remitió el manifiesto ambiental sanitario Nuevo Jardín Alpacoma”. La licencia ambiental definitiva fue obtenida en 2010.

Silva recordó a ATB que un informe elaborado por técnicos de su despacho, el 18 de enero de 2019, tres días después del suceso, halló indicios de que el derrumbe ocurrió porque no se respetó el diseño del vertedero que se planteó en el manifiesto ambiental. “Se tomaron decisiones sobre la operación y disposición de residuos sólidos totalmente diferentes a la licencia y que en nuestra opinión pusieron en peligro al relleno”, manifestó la Viceministra.

La misiva de Tersa también respalda esas aseveraciones. Cuando indica que es necesario actualizar la licencia ambiental, argumenta que el nuevo documento debe contemplar el “diseño real y actual de la conformación de las macroceldas”. Es decir que una cosa dice el manifiesto ambiental y otra era la realidad del relleno de Alpacoma.

Además, revela que en noviembre de 2018, Alpacoma ya no tenía espacio para seguir recibiendo más basura. Pues en el mismo punteo de argumentaciones para pedir una actualización del permiso ambiental, solicita: “Incluir una alternativa que permita seguir disponiendo residuos sólidos en el Relleno Sanitario Nuevo Jardín Alpacoma (RSNJA) en respuesta a la falta de espacio que es más que evidente a la fecha”. 

La Viceministra alertó que a finales de 2017, las autoridades del municipio de La Paz y los empleados de Tersa intercambiaron una serie de cartas y notas con la intención de hacer una auditoría ambiental voluntaria, pero la misma no se realizó.

“No sabemos para qué o por qué se quería hacer la auditoría, lo cierto es que esta nunca se llevó adelante. Algo debió estar ocurriendo en Alpacoma para que asuman esa decisión”, advirtió la viceministra Silva.

La autoridad recordó que el Ministerio de Medio Ambiente y Aguas impulsa la realización de una auditoría ambiental para establecer qué sucedió en ese relleno sanitario y por qué se produjo el deslizamiento del 15 de enero.