Alianza interinstitucional prevé identificar a maestros violentos

Tania Sánchez (izquierda), en El pueblo es noticia.
Foto: Jorge Mamani

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa

Una alianza entre el Ministerio de Educación, la Fiscalía y la Policía revisará las listas de todos los maestros del sistema educativo nacional con el objetivo de verificar o descartar si tienen denuncias por violencia sexual u otras agresiones.

Esta es una de las acciones inmediatas que se aplicarán en el marco del decálogo presentado el anterior lunes por el presidente Evo Morales para reducir los índices de violencia contra las mujeres, hecho que en muchos casos deriva en feminicidios.

“Se discutirá con la comisión de educación qué se hará con esos maestros (violentos), aunque no se descarta que sean destituidos. La idea es que el amplio marco normativo que tenemos, y que es referente en la región y el mundo, se cumpla”, dijo la directora del Servicio Plurinacional de la Mujer y de la Despatriarcalización, Tania Sánchez, a los periodistas.

En la actualidad se cuenta con el Sippase, que es el certificado que inhabilita a los ciudadanos para  ocupar  cargos públicos en cualquier órgano del   Estado   o   nivel   de   administración (por elección, designación, nombramiento o contratación) en caso de que tenga antecedentes  de  violencia  ejercida  contra  una  mujer  o cualquier miembro de su familia.

Con esta alianza se pretende que haya una verificación y registro en el sistema educativo, tal y como sucede en la administración pública nacional.

Sensibilización

El segundo pacto del decálogo, que busca prevenir la violencia desde el sistema educativo, prevé que el Ministerio de Educación emita una resolución ministerial para que en todas las unidades educativas del país, el 25 de cada mes, se desarrollen acciones con base en la información y sensibilización.

“En estos meses se socializará el protocolo de prevención de la violencia sexual hacia niñas y adolescentes en todas las unidades educativas, y se pondrá a disposición de los maestros un curso sobre la prevención de las violencias y la despatriarcalización. La certificación servirá a los educadores para subir de nivel”, manifestó.

De igual manera, en la materia de religiones, cultos y valores se reforzarán los contenidos sobre prevención de la violencia y  despatriarcalización, puesto que es en las unidades educativas donde se debe incidir más a fin de que esas prácticas no sean replicadas a futuro.

“Esperamos que para el próximo año los contenidos estén más fijos en esta materia, pero en los próximos seis meses se trabajará en ello”, dijo.

Fortalecimiento

Respecto al fortalecimiento obligatorio de capacidades, todos los servidores públicos deberán acreditar 25 horas sobre la prevención de las violencias con un enfoque despatriarcalizador y de masculinidades; en tanto que en el caso de los funcionarios de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) y del Ejército serán 50 horas.

“Esto les permitirá una certificación para promociones”, indicó.

El decálogo tiene acciones específicas que se pondrán en marcha a la brevedad.