Chalecos amarillos vuelven a las calles

Cientos de manifestantes recorren Saint-Cloud.
Foto: Prensa Latina

 

Prensa Latina / Cambio - Edición impresa

El movimiento de los Chalecos Amarillos realizó el sábado protestas en varias ciudades de Francia bajo una estrecha vigilancia policial, en el trigésimo sexto fin de semana consecutivo de manifestaciones desde el 17 de noviembre de 2018.

Aunque los movilizados fueron pocos en comparación con los cientos de miles que salieron a las calles a finales de 2018 y los primeros meses de este año, los activistas aseguran que no abandonarán sus demandas de cambios sociales, entre ellas un mayor poder adquisitivo.

“Esto es más que números, hay un descontento social con las políticas del Gobierno y somos muchos los que pensamos así. Se trata de un reto lograr la movilización de todos”, dijo a Prensa Latina Patrick, un manifestante vestido con el tradicional atuendo de cada sábado, ya con menos color y muchos reclamos escritos.

La renuncia del presidente Emmanuel Macron, la liberación de los compañeros detenidos y una economía centrada en las personas fueron algunas de las exigencias.

En París, la nueva movilización se desarrolló bajo un despliegue policial importante, aunque sin incidentes notables, salvo el lanzamiento de objetos entre los activistas y algunos vecinos de la zona.