Tersa alertó a la Alcaldía de problemas en Alpacoma dos meses antes del colapso

El relleno de Alpacoma.
Foto: APG

 

ABI/Cambio Digital

La viceministra de Medio Ambiente, Cynthia Silva, reveló que dos meses antes del deslizamiento del relleno sanitario de Alpacoma, la empresa Tersa alertó a la Alcaldía de La Paz de al menos tres problemas que habían en el botadero, y que de haber sido atendidos oportunamente se hubiera evitado el colapso que originó la denominada "crisis de la basura".

Según el diario "La Razón", Silvia reveló el contenido de una nota, de noviembre de 2018, en la que Tersa notificó que ya no existía espacio para la basura en Alpacoma y sobre la necesidad de una "auditoría voluntaria" que no se concretó.

"Quiero dejar claro que, en noviembre, la empresa le advierte al Gobierno Municipal, que es el responsable del relleno sanitario, que se debía alistar la licencia ambiental, que se había sobrecargado en más de 1 millón de toneladas la cantidad aprobada y que ya no tenían espacio", precisó Silva en una entrevista con la red ATB, difundida por La Razón.

Por esas razones, la Viceministra consideró que el colapso de enero se pudo haber impedido si la Comuna hubiera tomado acciones en ese momento.

Aunque no se conoce el tenor de las respuestas a esa misiva que planteó la empresa de Tratamiento Especializado de Residuos Sólidos y Servicios Ambientales (Tersa), Silva cree que hay indicios "graves" que develan la responsabilidad del Gobierno Municipal en este caso, que ahora indaga la Fiscalía y por el cual es procesado el alcalde Luis Revilla, quien negó responsabilidad en el caso en reiteradas ocasiones, complementa La Razón.

"No actuó en sus responsabilidades, no hizo lo que debió hacer como responsable del relleno y como autoridad ambiental municipal no tomó las medidas correctas, y entonces esto nos hace sospechar que el desastre se pudo haber evitado", argumentó la Viceministra de Medio Ambiente.

Silva reveló que, en una nota de Tersa dirigida al Siremu también noviembre de 2018, la empresa expresó su preocupación por que la licencia autorizó 1 millón de toneladas y sin embargo esa capacidad se sobrepasó con “2 millones de toneladas.

Además, informó que, a mediados de 2017, Tersa y el Gobierno Municipal de La Paz intercambiaron misivas con "la intención de hacer una auditoría ambiental voluntaria al relleno sanitario".