Fiscal del caso “Yo soy mi primer amor” investiga si Fundaco es ‘fantasma’

Maricruz Ribera en una actividad de “Yo soy mi primer amor”, en Santa Cruz.
Foto: Archivo

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa
La fiscal que investiga el caso de “Yo soy mi primer amor” (YSMPA), Edna Montoya, informó ayer que hasta la fecha no halló la Fundación para el Diálogo y la Concertación (Fundaco), que según la denuncia de las diputadas Sonia Brito, Betty Yañíquez y Valeria Silva financió tareas del programa que dirige la esposa del alcalde Luis Revilla, Maricruz Ribera.   

 “Fundaco no aparece por ningún lado, no podemos encontrar si existe o no esa fundación. A Unitas ya hemos pedido esa información, pero Fundaco no aparece, parecería que fuera una fundación ‘fantasma’”, señaló Montoya a Cambio.

De acuerdo con la solicitud de investigación, “Yo soy mi primer amor” cuenta con el financiamiento de Fundaco y del Instituto de Investigación y Acción para el Desarrollo Integral. 

En el documento se establece que existe una relación financiera entre el programa de Maricruz Ribera y Fundaco.

La denuncia precisa que la exfuncionaria municipal Paola Adriana S.S., una de las personas que viajó en cuatro ocasiones para “Yo soy mi primer amor”, percibió un salario de 8.000 bolivianos pagado por Fundaco.

También indica que esta entidad privada emitió otros tres cheques a favor de tres funcionarios municipales, dos de los cuales viajaron con “Yo soy mi primer amor” a Pailón, Cochabamba, Santa Cruz, Villazón y San Ignacio, entre octubre y noviembre de 2016.

El 5 de octubre de 2016, Fundaco emitió el cheque Nº 201-5054177-3-24-0000013-3, del Banco de Crédito de Bolivia (BCB), por 6.500 bolivianos a favor de Jorge Felipe H. A., quien tenía el cargo de chofer de la comuna.

El 6 de octubre, esta misma institución emitió el cheque Nº 201-5054177-3-24-0000014-1 del BCB por la suma de 5.250 bolivianos a favor de Germán Manuel E.E., que era asistente administrativo de la Dirección de Coordinación de Políticas de Igualdad, unidad dependiente del despacho del alcalde Revilla.

Un tercer giro de Fundaco se efectuó el jueves 13 de octubre de 2016, a nombre de la asesora estratégica de la misma dirección, Paola Adriana S.S., por 13.500 bolivianos, bajo el cheque Nº 201-5054177-3-24-0000016-6 del BCP.

La Fiscalía investiga al alcalde Revilla por la presunta comisión de los delitos de uso indebido de bienes y servicios públicos, uso indebido de influencias, conducta antieconómica e incumplimiento de deberes, pues según la denuncia de las tres diputadas esta autoridad conformó una estructura municipal, desde la Dirección de Coordinación de Políticas de Igualdad, para apoyar el programa de su esposa con personal edil, en horario de trabajo y fuera del municipio de La Paz.

La fiscal Montoya informó que se entregaron entre 15 y 20 requerimientos de información a organizaciones no gubernamentales (ONG), instituciones y empresas prestadoras de servicios o venta de productos.

“En esta primera instancia se realizan las investigaciones preliminares. Se requiere información a la Alcaldía, a Fundempresa y donde podamos ver si está inscrita alguna ONG con el nombre de ‘Yo soy mi primer amor’”, explicó la autoridad.

 

Convocan a declarar a 10 funcionarios ediles

La fiscal asignada al caso sobre el programa “Yo soy mi primer amor”, Edna Montoya, convocó a declarar a 10 funcionarios municipales, en calidad de testigos, por presuntamente estar involucrados en las irregularidades denunciadas por las diputadas Betty Yañíquez, Valeria Silva y Sonia Brito. 

“De los 30 convocados a declarar, alrededor de 10 son funcionarios municipales, además de otros que trabajaron exclusivamente en ‘Yo soy mi primer amor’”, detalló la fiscal. 

Estas 10 personas habrían viajado para apoyar el programa de la esposa del Alcalde.

Montoya dijo que con esas comparecencias busca establecer si esos municipales trabajaron a su vez para “Yo soy mi primer amor” con sueldos de ambas entidades, y si utilizaron sus horas laborales del municipio para dedicarse al proyecto privado. 

Añadió que también convocó a la exdirectora de Recursos Humanos del municipio Elizabeth Pérez Salas, porque esta, a diferencia de los otros, habría autorizado los permisos, la liberación del marcado biométrico y dio curso a los avales de asistencia de esos munícipes. 

La abogada adelantó que Maricruz Ribera también será  llamada a declarar la siguiente semana.