Cuando los hombres quedan solos se estrenará la próxima semana

La toma de la COB por parte de paramilitares es recreada en la cinta nacional.
Foto: BF distribution

 

Reynaldo J. González /  Cambio - Edición impresa
El filme boliviano Cuando los hombres quedan solos se estrenará el 25 de julio en las salas de cine de La Paz, Cochabamba, Tarija y Santa Cruz después de más de seis años de producción.

Ambientado en la sede de gobierno en distintos momentos de las últimas décadas, el filme realizado por el fallecido director Fernando Martínez y por la productora Viviana Saavedra se centra en los conflictos de una familia marcada por la memoria de la  dictadura militar de Luis García Meza. 

Con las interpretaciones de reconocidos actores, como Antonio Peredo, David Santalla, Fernando Arze, entre otros, el drama incluye la recreación de eventos clave de la historia del país, como la toma de la Central Obrera Boliviana (COB) y del Palacio de Gobierno, además de la Masacre de la calle Harrington. 

De acuerdo con su sinopsis, Cuando los hombres quedan solos narra la historia de una familia compuesta por un exparamilitar anciano, sus dos hijos (uno policía y el otro guardia de seguridad) y sus nietos. El sorpresivo retorno de la madre de los niños con la intención de llevárselos provocará “rupturas, desequilibrios y desencadenará la desolación total de hombres que no pueden expresar sus sentimientos ni asumir sus errores”.

Según una presentación de la película, la producción persigue una exploración “de los sentimientos masculinos, sentimientos heredados de la idiosincrasia de un país que sufrió la violencia de la dictadura”. 

La película se filmó en 2013, pero la muerte en un accidente de su director,  Fernando Martínez, retrasó su proceso de posproducción y obligó a la productora de la película, Viviana Saavedra, a hacerse cargo de la edición final de la cinta junto al montajista Daniel Moya. 

Para Saavedra, concluir esta obra implicó varios desafíos de consideración. “Quizá una de las decisiones más importantes tuvo que ver con la decisión del corte final. Por otro lado, el tema de la posproducción fue difícil para la conclusión de la obra por los costos que implica terminar una película con las condiciones adecuadas”, explicó.