Poderío económico a través de joyas para el gran poder

Mauricio Terrazas, diseñador, joyero y propietario de Vicuña Imperial.

Cuanto más se muestra, más milagros se tienen
La demostración de grandes joyas y artículos de plata y oro, durante la fiesta del Señor del Gran Poder, tiene el objetivo de mostrar el poderío económico de la fraternidad que hace su paso por la entrada.
Según la creencia popular, cuanto más suntuosa se muestre la participación de la fraternidad, sobre todo de los pasantes elegidos, el Señor del Gran Poder les devolverá el doble. Mauricio Terrazas es diseñador, joyero, textilero en vicuñas y realiza trabajos en platería.
Relató que hace solo cinco años ingresó la platería a la fiesta, “las cholitas solo usaban joyas de plata cuando estaban de duelo, generalmente se esforzaban por usar joyas de oro”, dijo, e hizo referencia a que hubo una especie de resignación a usar plata por dos razones: reducir los gastos para la fiesta y evitar ser el “dulce de los ladrones”. Para la fiesta que ya se acerca, el propietario de Vicuña Imperial mostró sus obras y aseguró que cada año realiza diseños exclusivos. Este año, el ramillete de joyas, integrado por un par de aretes y el prendedor para el sombrero en oro de 18 quilates (220 gramos), tiene un valor de 12 mil dólares para cada pasante. La muestra fue hecha solo para cinco pasantes de la fraternidad Viajeros La Paz - Charaña.

Coche de platería
Otra de las muestras de poder económico que realiza la fraternidad es el alquiler de un carro alegórico en el que se distribuyen alrededor de 400 objetos de plata valuados en 120 mil dólares.
“La materia prima, es decir la plata, viene de Potosí. El coche y el diseño preparado para este año es una especie de ofrenda al Señor. Simboliza la riqueza de la fraternidad, pero esa riqueza se presenta ante Dios para que él se encargue de reproducirla”, explicó Terrazas.
El carro alegórico, con objetos de platería de la época colonial, trabajos republicanos y actuales, volverá a salir a las calles de la ciudad de La Paz una semana después de la fiesta central del Gran Poder, durante la celebración del preste mayor.
Terrazas remarcó que solo se trata de un alquiler que hace la fraternidad, porque los objetos de plata que se exhiben forman parte de una colección privada, integrada por fuentes, soperas, cucharones, jarras, y otros artículos.
El joyero experto, que a su vez es también creyente de los milagros del Señor del Gran Poder, contó que participa en la fiesta y baila para tres fraternidades: “para la Morenada Unión Comercial, porque estoy dando ropa a toda la tropa de señoras de la fraternidad; y luego bailaré en la Llamerada San Andrés, porque pertenezco a la institución; y en la noche bailaré con la morenada de los viajeros La Paz - Charaña.
Para ese fin necesitará mucha energía, pero eso no le preocupa porque cuantos más sacrificios se hagan por el Señor del Gran Poder, más éxitos tienen y él debe agradecer los contratos en joyas y vestimenta que ha conseguido este año.