‘Vice’: Migración japonesa fue virtuosa en Bolivia

El acto de los residentes japoneses en el que participó Álvaro García Linera.
Foto: Vicepresidencia

 

Redacción central / Cambio/Edición Impresa
El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, participó, junto a la princesa Mako de Japón, en la conmemoración del 120 aniversario del arribo de los primeros japoneses al territorio boliviano, en un acto que se desarrolló en el Gran Salón del Hotel Los Tajibos.

“La migración de ciudadanos japoneses a Bolivia tiene más de un siglo, 120 años, y se caracteriza por dos aspectos virtuosos, es gente trabajadora, esforzada, laboriosa que ha contribuido al desarrollo de nuestro país que los ha acogido”, destacó García Linera, citado en un boletín de prensa institucional.

Señaló que la migración japonesa se caracteriza por un profundo respeto hacia la propia identidad boliviana, por el diálogo constructivo y fructífero con la identidad boliviana. “La migración japonesa no ha llegado para quitar cosas, ha llegado para construir; no ha llegado para imponer criterios ni razones, sino para dialogar con otros criterios y razones, por eso la migración japonesa ha sido virtuosa en nuestro país”, agregó.

“Una relación virtuosa entre migrar y territorializar radica en que mediante la migración enriquecemos a las culturas de otros pueblos, y mediante la identidad territorializada transformamos manteniendo la raíz común, nuestra propia identidad y nuestros propios conocimientos”, dijo.

En esa línea, la autoridad nacional resaltó la presencia de la princesa Mako en Bolivia para celebrar los 120 años de la inmigración japonesa al país, su sencillez y el cariño demostrado.