Ortiz acusa a De Mesa de comprar a Rodríguez para afectar candidatura

El aspirante presidencial de Bolivia Dice No, Óscar Ortiz, en conferencia de prensa.
Foto: Clayton Benavides

 

Clayton Benavides/Bolivia Decide/Edición Impresa

El candidato presidencial por Bolivia Dice No (21F), Óscar Ortiz, acusó ayer a la alianza Comunidad Ciudadana (CC), dirigida por Carlos de Mesa, de comprar a su exacompañante de fórmula, el senador Edwin Rodríguez, para afectar su postulación a las elecciones generales de octubre.

“La furia con la cual hoy Edwin ataca a quienes durante 10 años fuimos sus compañeros, a quienes hasta una semana llamaba sus hermanos, solo comprueban su traición. Pensaban que comprando a Edwin Rodríguez compraban a los votantes de Bolivia Dice No, se equivocaron (…). Quiero decirlo muy claro: Bolivia no se vende, el que se vendió fue Edwin”, afirmó Ortiz en una conferencia de prensa.

“No tenemos la más mínima duda de que aquí hubo un acuerdo absolutamente inmoral de compra de un candidato por parte de Comunidad Ciudadana, que frente a su fracaso, al declive de su campaña, hoy no encuentra otra opción que entrar en este tipo de juego sucio”, remarcó Ortiz.

Afirmó que “hay una campaña” en contra de su postulación porque en Comunidad Ciudadana “saben que estamos creciendo, que estamos ganando mayor credibilidad”.

El 12 de julio, Rodríguez anunció su dimisión a la candidatura a la vicepresidencia por la alianza Bolivia Dice No.
Según manifestó entonces, el objetivo era aumentar el apoyo electoral a De Mesa, que está en segundo lugar en las encuestas, después del presidente y candidato del MAS-IPSP, Evo Morales.

A los pocos minutos, mediante un comunicado oficial, la alianza dirigida por De Mesa felicitó la decisión de Rodríguez y afirmó que esta renuncia contribuye a clarificar las opciones políticas que tiene la población.

Rodríguez dijo ayer que dando un paso al costado “parte de los militantes de Bolivia Dice No podrían pasarse a las filas de CC” y así garantizar una supuesta segunda vuelta electoral del exmandatario con Morales.

No obstante, negó la acusación de que fue comprado por Carlos de Mesa o que tenga algún vínculo con él, y exigió que quienes hacen estas afirmaciones presenten pruebas.

Incluso afirmó que el “falso opositor, con el nombre todavía de Bolivia Dice No, es Óscar Ortiz y eso hoy todo el país debe reconocerlo”.
Para el diputado del MAS-IPSP David Ramos, la renuncia de Rodríguez se ajusta a la práctica de la vieja partidocracia en Bolivia.

“Edwin Rodríguez ha sido diputado por el MIR, Carlos de Mesa fue vicepresidente y presidente por el MNR, y por versiones, denuncias de sus propios allegados, hoy hacen alianzas subterráneas inclusive con denuncias de maletines negros”, manifestó.

En 1997, Rodríguez fue elegido diputado uninominal por la C-38 de Potosí, por el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). En 2002 pasó a Unidad Cívica Solidaridad (UCS) y en 2009 al Movimiento de Unidad Social Patriótica (Muspa), en ambas candidaturas no fue electo.

Un año más tarde, fue aspirante a primer asambleísta en la agrupación ciudadana del Frente Cívico Regional Potosinista (FCRP), que postuló a Miguel Ángel Pineda a la Gobernación. En 2014 salió electo senador por Unidad Demócrata (UD), que era una alianza entre Unidad Nacional (UN), del empresario Samuel Doria Medina, y el Movimiento Social Demócrata (MSD), del gobernador cruceño, Rubén Costas.

Mientras que Carlos de Mesa fue candidato a vicepresidente del MNR (por esa postulación habría aceptado la suma de $us 1,2 millones, según el escritor Emilio Martínez en su libro El caudillo ilustrado) con Gonzalo Sánchez de Lozada. Asumió la presidencia en 2003 luego de que Goni fugara del país por las muertes en octubre de ese año.

“Esto es una chacota política de la oposición sumida en una crisis con profundas contradicciones, improvisaciones, incoherencias; por supuesto, la opinión pública, la población jamás va a asimilar a la oposición como una alternativa que le dé garantía de estabilidad democrática, política, social y económica en el país”, advirtió Ramos.

A su turno, el diputado de Unidad Demócrata Wilson Santamaría sostuvo que “Rodríguez en La Paz no sumaba ni restaba (votos) porque era un ilustre desconocido”.

Según la presidenta del TSE, María Eugenia Choque, la carta de renuncia de Rodríguez llegó a esa institución, pero aún no fue tratada por la sala plena.

Sugieren a Quispe como reemplazante

El senador de Unidad Demócrata (UD) Yerko Núñez y el diputado Wilson Santamaría señalaron ayer, por separado, que Rafael Quispe podría ser el reemplazante de Edwin Rodríguez, quien renunció a su postulación a la vicepresidencia por Bolivia Dice No (21F).

“Creo que podría ser una gran opción Rafael Quispe, un diputado que ha trabajado, fiscalizado y ha dicho al Gobierno las cosas de frente; es un ciudadano que puede ser la alternativa para que acompañe a Óscar Ortiz y buscar la unidad entre oriente y occidente”, dijo Núñez.

Mientras tanto, Santamaría afirmó que “vamos a darle todo nuestro respaldo a Rafael, no porque sea amigo o afín, sino porque creo que estos años ha demostrado una lucha contundente contra la corrupción que es la base de nuestra alianza (con Bolivia Dice No). Creo que es una persona valiente”.

Consultado al respecto, el senador de UD y candidato a la presidencia por la alianza Bolivia Dice No, Óscar Ortiz, manifestó que no adelantará nombres para este puesto, ya que aún hay que ver si el Tribunal Supremo Electoral acepta o no la renuncia de Rodríguez.