El Gobierno, presente con 492 obras para los paceños

Foto: Gonzalo Jallasi
Las principales obras para el departamento de La Paz, como el teleférico, son ejecutadas por el Gobierno nacional.

 

Fernando del Carpio Z.
Para conmemorar el 210  aniversario de la gesta libertaria del 16 de julio, el Gobierno nacional programó la entrega de 492 obras en el departamento de La Paz, con una inversión de 2.050 millones de bolivianos. Mientras que la ausencia de obras por parte del Gobierno departamental es notoria, aunque oficialmente se anunció la entrega de 48 obras en las provincias del departamento, con una inversión de  81.871.533 bolivianos. 

El diputado paceño Julio Huaraya Cabrera, del MAS-IPSP, manifestó que la Gobernación no llega con obras a las provincias y los municipios de La Paz y El Alto tampoco tienen obras significativas para inaugurar.

“No hubo coordinación, en la sede de gobierno se evidenciaron problemas como los de la basura, así como deslizamientos en  zonas geológicas inestables que afectaron a numerosas familias paceñas. También es evidente la ausencia de proyectos estratégicos y los perjudicados somos los que habitamos la ciudad”, aseveró Huaraya. 

En ese marco, resaltó la iniciativa del presidente Morales de convocar a 18 alcaldes de diferentes ciudades del país  para que presenten proyectos estratégicos que tengan que ver con los problemas de transporte, seguridad, basura y servicios básicos.

Huaraya lamentó la poca capacidad de la Gobernación de planificar y gestionar proyectos; considera que el gobernador Félix Patzi se ha encerrado y por eso el Jefe de Estado ha tomado la decisión de gestionar proyectos  directamente, a través del programa Bolivia Cambia Evo Cumple, entre ellos de servicios básicos y riego.

La Gobernación, en opinión del diputado paceño, debería coadyuvar al Gobierno nacional para encaminar proyectos estratégicos que beneficien a las regiones del departamento. Pese a esta situación, añadió que “festejaremos este 16 de julio con una serie de obras en las diferentes regiones del departamento”.

Sin obras para La Paz 
“No tiene un plan, y los spots que saca de que ha hecho  tantos caminos, no sé dónde ni cómo ni cuándo, pero más allá de eso el Gobernador no tiene una agenda, lo que está entregando es lo que dejó su antecesor César Cocarico”, apuntó el asambleísta paceño Gustavo Torrico, del MAS-IPSP. 

Sin embargo, indicó que el Gobierno entregó obras que van desde gas domiciliario, el puente que une Rurrenabaque con San Buenaventura, alcantarillados, entre otros proyectos. Lo importante, según Torrico, “no es trabajar obras para entregar en el aniversario, sino todo el tiempo y eso es lo que vino haciendo el Ejecutivo nacional”. 

En opinión del asambleísta, todo lo que ha hecho la actual administración de la Gobernación es culminar o completar las obras que dejó Cocarico, incluso de antes. 

“La gestión es deficitaria, una parte es el presupuesto reducido y otra es gestión, hay una mala gestión; él mismo dijo que tiene más de 6.000 personas trabajando en la Gobernación, para un presupuesto que es el 10% de lo que tiene el municipio de La Paz es impresionante, aparte de la calidad de gente que acompaña la gestión. Todo su club de sociólogos desocupados está en las direcciones, hay mala gestión y eso se lo puede ver a leguas”, aseveró. 

Respecto al presupuesto departamental, dijo que se tiene más de 1.600 millones de bolivianos y lo destinado para inversión es Bs 296 millones, “absolutamente nada”. “Es un tema de mala gestión, llenarse mucho de gente de todo y para nada, no están bien diseñadas las cosas. Cocarico tenía mucho menos gente”, aseveró. 

Considera que en realidad casi nada hay para fiscalizar, no resultó la siembra de cebada y no se hizo la represa de Hualanchita; “los tubos están tirados ahí, hay un montón de cosas que no dan”. 

“Como departamento estamos en segundo lugar; si nos mantenemos es gracias a la gestión presidencial. Tampoco ayudan los municipios, uno maquilla la ciudad de La Paz y la de El Alto termina obras  que vienen incluso del exalcalde Édgar Patana; las jach’a obras que se prometieron, como el paso a desnivel en la 16 de Julio, nada”. 

Torrico contó que la EPI (Estación Policial Integral) que está en el Distrito 8 la hizo el Gobierno, pero la inauguró el Gobernador y después la reinauguró la Alcaldesa. Y recuerda que cuando se votó para la Gobernación en 2015, se votó en contra de Felipa Huanca que tenía un plan de desarrollo, incluyendo obras de verdad para el departamento. “Se lo hizo con el hígado y se apoyó a un gobernador que cambia su presupuesto cinco, seis veces, una muestra de que no tiene un plan”, añadió.