Vecinos del Distrito 4 de El Alto reciben redes de gas domiciliario

Una de las beneficiarias junto al presidente en ejercicio del Estado Plurinacional.
Foto: Vicepresidencia

 

Luis Fernando Cruz Ríos / Cambio - Edición impresa
Vecinos de la urbanización Mercedario del Distrito 4, de la ciudad de El Alto, departamento de La Paz, se beneficiaron ayer con la instalación de 1.836 redes de gas a domicilio, con una inversión de 8,1 millones de bolivianos.

El vicepresidente Álvaro García Linera, acompañado de la ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca, dirigentes de la Federación de la Junta de Vecinos y beneficiarios, expresó su complacencia por la entrega del proyecto en favor de las familias más necesitadas con el trabajo de jóvenes profesionales de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

La arquitecta Mariela Herrera Coaquira, que forma parte del equipo Redes de Gas La Paz, agradeció al Gobierno porque la estatal petrolera le abrió las puertas para trabajar como supervisora de la instalación de redes, que es posible luego de la nacionalización de los hidrocarburos.

Con ese criterio coincidió la beneficiaria Janet Juana Apaza Mamani, quien además contó que antes de la instalación, las familias de la zona sufrían mucho por adquirir garrafas de gas licuado de petróleo (GLP), por falta de camiones distribuidores. Además, en su caso adquiría tres garrafas con 68 bolivianos para preparar los alimentos de 12 personas, costo que disminuye en un tercio gracias a la red domiciliaria.

“Señor Vicepresidente, muchas gracias porque las autoridades se acordaron de nosotros con este gran beneficio que nos dio (…) Ya no corremos detrás del carro gasero, ya no haremos filas ni bloqueos; desde que se inició este Proceso de Cambio, realmente el pueblo se benefició con esta nacionalización porque tenemos el gas a domicilio”, sostuvo.

En ese contexto, García Linera manifestó que la presencia de la ministra Alanoca, la arquitecta Mariela y la beneficiaria Janet sintetizan la nueva Bolivia porque las profesionales acceden a cargos públicos, a fuentes de trabajo de las empresas públicas, también destacan las obreras, artesanas y fabriles.