Reiteradas contradicciones de Mesa volverían a desestabilizar la economía

El expresidente De Mesa en 2003, cuando dijo que se haría justicia sin venganza.
Foto: Archivo

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa
Las reiteradas contradicciones y vacilaciones de Carlos de Mesa, candidato presidencial por Comunidad Ciudadana (CC), afectarían la democracia, la estabilidad política, social y la economía del país,  según los diputados Lino Cárdenas, Mireya Montaño y David Ramos.

El presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, Lino Cárdenas, por ejemplo, sostuvo que el candidato De Mesa es “un peligro para la democracia y la estabilidad económica del país”.

El legislador dijo que una persona con esas características compromete el futuro del país y esas dubitaciones tienen que ver con sus antecedentes políticos, desde cuando decidió postularse a la vicepresidencia en 2002 y acompañar a Gonzalo Sánchez de Lozada.

“Si uno repasa los antecedentes de su pasado vamos a encontrarnos con circunstancias similares, y una de ellas, por ejemplo, es cuando debía aprobarse la Ley de Hidrocarburos. Él (Carlos de Mesa) realiza los trabajos previos hasta el referendo y finalmente se resiste a firmar la ley”.

Pero ese no sería el único “defecto”, sino la permeabilidad a las presiones de los organismos internacionales (Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional o los Estados Unidos), refirió.

“Imagínense si sería Gobierno, creo que el país viviría en constante zozobra y eso generaría inestabilidad, crisis política, social y fundamentalmente económica. Todo eso desnuda su personalidad cambiante e inestable que los jóvenes del país no conocieron de cuando era gobernante”, dijo.

El jefe de la brigada parlamentaria de Potosí, David Ramos, a su turno, afirmó que el candidato De Mesa en toda su historia política tuvo al menos 16 contradicciones “profundas y de fondo”, esa conducta le llevó a cambiar voceros políticos en varias oportunidades.

“Entonces, cuando vemos al frente un candidato que en definitiva no ha terminado de aterrizar y está sumido en un rosario de contradicciones e improvisaciones, por su puesto, eso no le da ninguna certeza ni garantía de gobernabilidad al país. ¿Qué suerte correría Bolivia con un candidato de estas características, que no tiene capacidad para administrar el Estado?”, sostuvo.

Al respecto, la diputada Mireya Montaño señaló que el candidato por Comunidad Ciudadana no tiene palabra, lo único que hace es comprometerse y no cumplir. Recordó que en 2003 en El Alto se comprometió a hacer justicia por las víctimas de octubre y no hizo nada.

“No quiso ser testigo, pudo viajar (a EEUU) como testigo de la parte civil en el juicio contra Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Sánchez Berzaín, pero se negó. Ese tipo de comportamiento para una autoridad no va a dar resultado”, aseveró.

Por todos esos antecedentes aseguró que De Mesa es un peligro para la democracia y la economía del país, porque suprimirá los beneficios que ahora la gente obtiene a través de los bonos sociales.

“Él va a suprimir los bonos, irá contra la democracia, irá contra la economía de nuestro Estado. Por eso sostengo que Carlos de Mesa no cumplirá las cosas que promete”, sostuvo. 

Según una revisión noticiosa efectuada por este diario, el candidato a la presidencia Carlos de Mesa incurrió en al menos 16 contradicciones y vacilaciones en diversos asuntos de interés público desde 2003 a la fecha.