Fabol y árbitros ponen en duda inicio del Clausura

Los árbitros están unidos y tienen exigencias ante la Federación.
Foto: Depor

 

La Paz / Cambio

El inicio del torneo Clausura de la División Profesional no está garantizado.

Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol) y la Asociación Boliviana de Árbitros de Fútbol (ABAF) exigen a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) la implementación de un seguro de vida para todos sus afiliados y familiares.

Si esta exigencia no prospera, el segundo campeonato de la temporada no empezará el sábado 13 de este mes, como está previsto.

En principio, Fabol rechazó la ampliación de cuatro a seis jugadores extranjeros en cancha a partir del torneo Clausura, por considerar que esta resolución le resta espacio al futbolista boliviano.

Asimismo, pide la implementación de un seguro médico para los jugadores y sus familias, solicitud que data desde la pasada temporada.

A ello se suma el pedido de que la FBF haga cumplir los fallos que dicta el Tribunal de Resolución de Disputas (TRD) por deudas impagas a jugadores y exjugadores.

El secretario ejecutivo de Fabol, Milton Melgar, anunció que si la Federación no atiende el pedido, “vamos a tomar medidas que pueden perjudicar al fútbol profesional”.

En el caso de los árbitros, piden la puesta en vigencia del seguro de vida para sus 400 afiliados y una mejora de sus honorarios por dirigir partidos del fútbol profesional y la Copa Simón Bolívar.

Un árbitro con insignia FIFA cobra por encuentro 2.100 bolivianos y un colegiado con insignia nacional categoría A por la misma labor recibe 1.900 bolivianos.

En el caso de los colaboradores, un árbitro asistente FIFA cobra por su tarea 1.900 bolivianos y un árbitro asistente con insignia nacional categoría A recibe como recompensa 1.400 bolivianos.

La propuesta es mejorar en un 30%, como mínimo.