La CSUTCB representa unidad, identidad y la lucha del pueblo

El acto por el 40 aniversario de la CSUTCB, en el trópico de Cochabamba.
Foto: Vicepresidencia

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa
En la celebración del 40 aniversario de creación de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó que esta representa la unidad, la identidad y la lucha del pueblo boliviano por la recuperación de la democracia. 

La autoridad nacional destacó que la CSUTCB surgiera para luchar por los intereses de los pueblos campesinos, indígenas y originarios del país con base en la unidad del pueblo, la valoración de la identidad mediante el rescate de los héroes y símbolos indígena-campesinos, y se empezara a hablar de que no solamente se es campesino, sino también aymaras, quechuas, moxeños, guaraníes y demás, y también se tocará el tema de la dignidad.

“La ideología y filosofía con las que surge la CSUTCB tienen el componente de reivindicar de que Bolivia es plurinacional, de que tiene muchas identidades, culturas y naciones, pero además de que somos soberanos, somos un pueblo orgulloso de su historia y que no tiene por qué estar imitando ni obedeciendo a los gobernantes de otros países del mundo”, dijo en el acto realizado en Lauca Ñ, municipio de Shinahota, Cochabamba. 

De igual manera, García Linera recordó que gracias a la lucha de la CSUTCB y del obrero, del transportista, del gremial, del comerciante es que se recuperó la democracia, “ellos han puesto sangre para recuperar la democracia, han dado sus vidas, hubo perseguidos, heridos, desaparecidos para que regrese la democracia que hoy disfrutamos; el pueblo la ganó con su movilización, resistencia y con su lucha”.

“El primer aporte revolucionario de la CSUTCB, junto con la COB, fue la reconquista de la democracia; no fueron ni los doctores de leyes ni los partidos los que conquistaron este derecho que todos disfrutamos”, añadió.

Citado en un boletín de la vicepresidencia, García Linera complementó que en 1998 la CSUTCB decidió tomar el poder y surgió la organización de un instrumento político, con lo que se cambió la historia del país y ya en 2002 “el brazo político de los sindicatos fabriles, sindicatos agrarios, campesinos, originarios decide ir a la lucha por el poder político (…) y hoy estamos dirigidos, gobernados y administrados por las organizaciones sindicales, indígena originario campesinas, obrero, populares, vecinales, gremiales y profesionales de nuestro país”.

El Vicepresidente indicó que este hecho fue único en la historia del país y es cuando se inició el Proceso de Cambio, gestado por las organizaciones sociales tanto del área urbana como rural, “y (este) se vuelve una voluntad y una identidad nacional para cambiar el país”, enfatizó.

Gracias a ello se modificaron las condiciones de vida de las familias más necesitadas de Bolivia, se facilitó el acceso a las universidades públicas, se mejoró la infraestructura educativa, se trabaja en la industrialización de materias primas, se implementó el Seguro Universal de Salud, entre otros beneficios.

El mandatario también recordó la época en la que se creó la CSUTCB, 1979, tiempo de dictadura en la que la población no gozaba de libertades, era sojuzgada, se perseguía a la juventud y las organizaciones sindicales no podían reunirse porque un encuentro era considerado un delito.

“Eran tiempos muy duros, un 26 de junio se conforma la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia, se forma como única porque había varias confederaciones, el movimiento campesino-indígena estaba dividido (…) pero surgió la conciencia colectiva de que divididos estábamos derrotados”, reflexionó la autoridad nacional.

“Me saco el sombrero por esta poderosa organización social que reencauzó el destino de la patria y solo les pido mantenerse unidos, y que se sientan orgullosos de todo lo que hicieron en estos últimos 13 años”, señaló.

La organización aglutina a todos los sectores campesinos del país, en sus diferentes regionales, además de contar con una radioemisora como medio de comunicación propio.