Experto: Fallo establece negligencia y responsabilidad penal de Revilla

El deslizamiento en el relleno de Alpacoma sucedió el 15 de enero.
Foto: APG

 

Cambio - Edición impresa
El abogado constitucionalista Franklin Gutiérrez afirmó ayer que la Sentencia Constitucional Plurinacional 0228/2019-S4 establece responsabilidades penales en contra del alcalde de La Paz, Luis Revilla, por negligencia en la prevención del deslizamiento del relleno de Alpacoma y la posterior crisis ambiental que afectó a los municipios de La Paz y Achocalla. 

 “Según el Tribunal Constitucional Plurinacional, Revilla no fiscalizó y operó de manera incorrecta el relleno, por lo que estableció que hubo negligencia, una conducta muy peligrosa para el medio ambiente de la ciudad de La Paz. Esto se agrava cuando estas acciones vienen de un alcalde cuya función es evitar estas situaciones. El TCP raras veces establece responsabilidades penales y si en esta ocasión lo hace es porque esta autoridad incurrió en esas negligencias”, manifestó el experto legista.

El 16 de mayo, el TCP emitió una sentencia constitucional respecto a la acción popular presentada por los ciudadanos Teodoro Blanco Mollo y Simón Judas Apaza Rojas en contra del Alcalde paceño. Los demandantes argumentaron que el deslizamiento de Alpacoma atentó contra el derecho de la población a un medio ambiente sano.

El ente judicial concedió la tutela a los demandantes e instruyó que dicha resolución sea puesta en conocimiento del Ministerio Público y de la Procuraduría General del Estado.

Gutiérrez aseguró que ese desastre ambiental ya no es de índole administrativo ni tampoco político, y que en este nuevo escenario Revilla deberá responder por los daños. “Tratándose de una conducta reiterativa, puede ser imputado y procesado”, alertó.

El constitucionalista indicó que la sentencia habilita a la Defensoría del Pueblo y al Ministerio Público a que inicien acciones legales en contra el Alcalde paceño. Asimismo, dijo que cualquier concejal, diputado de la circunscripción u organización social puede procesar y ampararse en la acción popular para promover un juicio penal contra Revilla.

Las implicancias
Gutiérrez apuntó que el daño ambiental tiene implicancias masivas que pueden “rayar en un genocidio”, pues su accionar vulneró los artículos 109 y 110 de la Constitución Política del Estado (CPE) referidos al derecho que tienen los bolivianos de vivir en un medio ambiente sano. Además, el abogado descartó que Revilla pueda procesar a los magistrados del TCP bajo la figura de prevaricato, ya que la resolución tiene carácter de cosa juzgada. 

“Revilla tendría que discurrir un juicio de responsabilidades. La posición del Alcalde es distractiva y trata de justificarse”, aseveró.

El munícipe paceño anunció el martes que iniciará un proceso por prevaricato en contra de los magistrados, y ayer sostuvo que solicitó “una complementación y enmienda”, antes de iniciar la demanda por prevaricato.

El 15 de enero de 2019, la macrocelda 4 del relleno sanitario de Alpacoma se deslizó y se produjo el derrame de 200 mil toneladas de basura en descomposición, además de 100 mil metros cúbicos de lixiviados, que habrían contaminado el aire, la tierra y las fuentes de agua del municipio de Achocalla. 

La viceministra de Medio Ambiente, Cynthia Silva, por su parte, aseguró ayer que el alcalde Luis Revilla está obligado a cumplir la sentencia emitida por el TCP respecto al deslizamiento en el relleno sanitario de Alpacoma y que debe ejecutar todas las instrucciones emanadas por la autoridad ambiental, en este caso el Viceministerio de Medio Ambiente. 

“El resultado de este fallo es establecer que el gobierno municipal debe cumplir con la realización de todas estas medidas técnicas, todos los informes y las instrucciones que ha dado la autoridad ambiental, o sea nosotros”, señaló en una entrevista en Bolivia TV.  

La autoridad respaldó la decisión asumida por el TCP, ya que para emitir la resolución revisó el expediente e informes técnicos producidos sobre el desastre de Alpacoma, en los que se hace evidente que Revilla no se esforzó en proteger el derecho ambiental y la salud pública de la población afectada. 

Silva pidió al burgomaestre paceño que deje de lado las chicanas y que cumpla con su responsabilidad para presentar una alternativa técnica sustentable para un nuevo relleno. 

 

Lidema pide evaluar afectación en tres municipios

La coordinadora ejecutiva de la Liga de Defensa del Medio Ambiente (Lidema), Andrea Salinas, aseguró ayer que para medir la afectación producida por el deslizamiento del relleno sanitario de Alpacoma es necesario evaluar el daño ambiental y a la salud no solo de los habitantes del municipio de La Paz, que sufrieron varios días por la basura acumulada en calles y plazas, sino también de los vecinos de Achocalla, quienes “probablemente hayan sido los que más grado de contaminación recibieron”, además de los pobladores de El Alto, que se vieron afectados por el mal olor del vertedero. 

Salinas admitió que Lidema no intervino en la emergencia ambiental producida en Alpacoma ni realizó estudios o medición del impacto de este suceso, pero aseguró que es necesario “ver si se han seguido todos los protocolos de seguridad” en cuanto a las medidas de atención y contingencia.